Agradecimiento a los Frailes de la Provincia de "San Luis Bertrán" de Colombia

Subtítulo: 
Monasterio Dominicano de "Santa Catalina", en Santorini
Imagen: 
Cuerpo: 

Reconocimiento y acción de gracias a los Frailes de la  Provincia de "San Luis Bertrán" de Colombia

 

 Las Monjas  contemplativas del Monasterio Dominicano de "Santa Catalina", en Santorini, agradecen el acompañamiento espiritual de los frailes de la Provincia San Luis Bertrán de Colombia.

 

El Monasterio de Santa Catalina fue fundado en 1596 por una joven griega de la isla, apoyada por el obispo, Antonio de Márchis, de la Orden de Predicadores, que en aquel tiempo contaba en Grecia con varias comunidades de frailes. Más tarde en 1600 fue asociado a los  Frailes Predicadores, para que con la ayuda de su oración  la Orden se fortaleciera y expandiera.

 

En esta isla de Santorini, situada entre oriente y occidente y visitada por personas de todo el mundo, el Monasterio quiere ser un testimonio de consagración total a Dios; un lugar de encuentro con Cristo, de fraternidad y de paz.

 En una isla turística por excelencia y con un movimiento universal, es un lugar de encuentro con Dios, un lugar de hermandad y de paz para todos los “hombres de buena voluntad”,un recuerdo perenne de la existencia de Dios y la alegría del Reino, ¡un testimonio viviente del Resucitado!.

En la necesidad de asistencia espiritual en esta tierra Ortodoxa, y de minoría Católica, están asistidas por la Curia Generalicia de los Frailes Predicadores, de quienes el Monasterio es dependiente. 

 

El 2015 fue CapellánFray Carlos Mario Alzate Montes, O.P. Han recibido la visita del Prior Provincial Fray Said León Amaya, O.P. acompañado por Fray Orlando Rueda Acebedo O.P, Socio del Maestro de la Orden para la Vida Apostólica. Luego le ha sucedido Fray Fabián Rico, O.P.Fray José Bernardo Vallejo Molina O.P.

 

Las monjas escriben un agradecimiento y testimonian la asistencia espiritual de los frailes: “Agradecemos a la Provincia de San Luis Bertrán de Colombia, su ayuda en la capellanía a nuestro Monasterio de Santorini, y les pedimos que continúen siendo tan buenos hijos de Santo Domingo y amantes de las monjas. Y por qué no,  !seguimos contando con su ayuda...! y vosotros contad con nuestra oración de intercesión por la eficacia de la Misión”.

El texto completo puede leerlo aquí