Carta navideña desde Irak

Imagen: 
Carta navideña desde Irak
Cuerpo: 

"Preparad el camino del Señor; Enderezad sus sendas". Marcos 1:3

  Al acercarnos este año para celebrar la Navidad, recordamos el pesebre de 2014 en el campamento cristiano en Ankawa (Irak), que era una tienda de campaña entre las tiendas de desplazados que huyeron de ISIS. Ahora, tres años después, muchos de los desplazados han regresado a su hogar en la Llanura de Nínive y celebran la Navidad. Han pasado meses desde que la gente regresó, y desde el principio, comenzaron a eliminar los restos de la guerra, reconstruir sus casas, limpiar iglesias y lavar las calles. Han estado haciendo eso con tanto entusiasmo para...

Preparar el camino del Señor; Enderezar sus sendas.

  Aunque la situación aún no está resuelta, y las ciudades en la llanura de Nínive todavía son tierras en disputa, la gente aún espera que la situación del país mejore. Hay una evidente falta de liderazgo; varias iglesias aún están quemadas y destruidas; muchas casas todavía están esperando ser restauradas. Sin embargo, hay tantas personas de buena voluntad que pueden mirar a pesar de la destrucción y ver los signos de la presencia de Dios. Animan, dan la mano, inspiran, se atreven a la esperanza, y por eso...

Preparan el camino del Señor; Enderezan sus sendas.

  Los eventos de los últimos tres años de desplazamiento, migración, pérdida, humillación y pobreza tuvieron un tremendo efecto en nosotros: mental, emocional y espiritualmente. En esos momentos sentimos que se nos arrancaba bruscamente el pasado y se nos quedaba una visión muy vaga para el futuro. Pero ahora, después de la liberación, es hora de tender un puente entre lo que se experimentó y lo que se espera. Es por eso que necesitamos...

Preparar el camino del Señor; Enderezar sus sendas.

  Como comunidad, al darnos cuenta de que el exilio podría significar más que un desplazamiento geográfico, estamos tratando de ayudar a las personas a restaurar su confianza en Dios, en la Iglesia y en sí mismos. Muchas de nuestras hermanas están de regreso en la Llanura de Nínive. Tenemos cuatro comunidades en Telusquf y en Qaraqosh, donde las hermanas están involucradas en el ministerio pastoral y educativo. Dos jardines de infancia y una escuela han sido abiertos en la Llanura de Nínive. Confiamos en que nuestra presencia entre nuestra gente sea significativa para nosotras y también para ellos. Nuestra unidad en este momento de nuestra historia se necesita más que en cualquier otro momento. Con esto todos podemos...

Preparar el camino del Señor; Enderezar sus sendas.

  Estamos agradecidas a nuestra gente y a cada uno de vosotros que nos habéis estado ayudando a preparar el camino para el Señor. Que tengáis una Navidad llena de bendiciones y feliz.

Hermana Dominica de Catalina de Siena - Irak.
Nochebuena 2017

 

(27 de diciembre de 2017)