Celebracion de la festividad de Nuestra Señora del Rosario

Imagen: 
Celebracion de la festividad de Nuestra Señora del Rosario
Cuerpo: 

En el marco de la celebración del Jubileo de los 800 años de la Orden de Predicadores, la Comunidad Laical de Santo Domingo de Barcelona, y con motivo de la festividad de Nuestra Señora del Rosario, organizó dos actos que han resultado más que acertados.

Iconos, ventanas al infinito

Disertación que corrió a cargo de de D. Luis García, profesor de dibujo e iconógrafo, durante los días 6 y 13 de octubre. Con gran acierto, D. Luis nos fue introduciendo en el mágico y fascinante, diría yo, mundo de los iconos. Tras explicarnos sus orígenes, extensión, variedades y significaciones, hasta vernos inmersos en ese espacio tan singular y repleto de matices. Todo ello fue enriquecido con una abundante colección de diapositivas además de la valiosa exposición de iconos que nos trajo.

¡Qué difícil resulta expresar las sensaciones, porque cada icono constituye un mundo repleto de inspiración, arte, religiosidad, la mezcla que adecuada e ineludiblemente nos lleva a la reflexión y oración. Una bella, valiosa y reconfortante aportación que obtuvimos por parte de D. Luis. Muchas gracias.

Concierto de violín y piano

El concierto se desarrolló en la iglesia conventual de Nuestra –Señora del Rosario del Convento de Santa Catalina, virgen y mártir, de Barcelona, el día 16 de octubre. Concierto que congregó a un más que nutrido número de personas que, por diversos motivos, tenían una especial vinculación con el evento, y que desde aquí queremos expresar nuestra gratitud por su presencia.

Los intérpretes fueron: Monserrat Palet, perteneciente a la Orquestra de Cambra Amics dels Clàssics, a la vez que se produce la coincidencia de que ostente en la actualidad la Presidencia da la Fraternidad Laical de Santo Domingo de Barcelona. Como pianista: Mª Mercè Vila, también vinculada a dicha Orquesta

El concierto se desarrolló en dos partes. En la primera, y como apertura y homenaje, interpretaron el Himno Oficial del Jubileo; Sonata VI de G.F. Haendel y Sonata V de W.A. Mozart. La segunda parte estuvo formada por varias piezas cortas muy escogidas a las que se añadió el Ave María de Gounod en honor de Ntra. Sra. del Rosario, titular de la iglesia y que desde su camerín presidía el concierto.

Destacable y digno de elogio, todo. Porque cada una de las partes que componen ese todo tiene su importancia, y es, en suma, lo que permite que al final se pueda decir con motivo que resultó un concierto excelente y que se hizo corto. La sorprendente acústica de nuestra iglesia, la interpretación de las artistas, en lo que destaco su total y exacta compenetración en tiempos, modulaciones y aires. Como les comenté a ellas, ya en el ensayo previo, me llamó poderosamente la atención muy que parecer que hubieran sido protagonistas de múltiples conciertos, cosa que a mi juicio expresaba a la perfección mi percepción. Por ello y otros motivos que se podrían enumerar, hizo que el público lo agradeciera y aplaudiera entusiastamente cuando se rompía el respeto y atención cuasi religiosos del ambiente predominante.

Nuestra gratitud a las dos artistas por habernos proporcionado una gran satisfacción. Y también, a la Fraternidad Laical de Santo Domingo de Barcelona que nos hizo pasar ese rato tan agradable y satisfactorio por las connotaciones que tenía.

Crónica escrita por Fr. Jose Ángel Liaño, OP.

 

(29 de octubre de 2016)