Colaboración artística entre Francia y Finlandia al servicio de la liturgia dominicana

Imagen: 
Colaboración artística entre Francia y Finlandia al servicio de la liturgia dominicana
Cuerpo: 

Durante la primavera del 2014, mi prior provincial me anuncia que seré asignado a Finlandia para hacer mi año diaconal. Tras la ordenación, llegué a comienzos de septiembre a Helsinki, donde el vicariato de Dacia (vicariato de la Provincia de Francia en los países nórdicos) tiene una presencia: ese año seremos tres frailes en el "Studium Catholicum" , nombre por el cual nuestra casa es conocida en este país. Finlandia es un país de la misma extensión que Alemania con 5 millones y medio de habitantes, de los cuales 14 000 son católicos, miembros de una única y gigantesca diócesis, distribuidos en 8 parroquias que atienden unos veinte sacerdotes: ¡es como decir que es un país de misión! El país, actualmente luterano con una minoría ortodoxa, fue evangelizado por la Orden en el siglo XIII, esto explica una apertura y simpatía naturales hacia los dominicos en esta región nórdica, a tal punto que la iglesia evangélica luterana de Finlandia conservó en su liturgia algunos rasgos del antiguo rito dominicano

 

En el invierno fuimos contactados por una musicóloga y cantante que trabajaba sobre la figura de santo Tomás de Aquino: Hilkka-Liisa Vuori, miembro de un centro de investigación de la Universidad de Turku sobre estudios medievales que se dedica a trabajar sobre las figuras de santidad, la hagiografía y las reliquias. La figura de Tomás les interesaba mucho por el recorrido singular de sus reliquias, trasladadas de Italia a Tolosa. Estos investigadores se proponían elaborar una edición crítica del oficio de la fiesta de la Traslación de las Reliquias de Santo Tomás, celebrada antiguamente el 28 de enero. La señora Vuori tenía ya numerosos facsímiles y fotos de manuscritos dominicanos de toda Europa, pero quería acercarse a los dominicos para conocer más de la tradición litúrgica de la Orden. Durante la primera reunión, como cantor que soy, comencé naturalmente a tararear las notas frente a ella y me sorprendí al reconocer detrás de algunas antífonas a santo Tomás, la melodía de un "O Lumen" o de un "O spem miram", antífonas a santo Domingo muy conocidas y cantadas en la Orden en la actualidad.  Trabajamos hombro a hombro con la señora Vuori en esta edición crítica durante varios meses, sopesando las opciones entre las variantes de un mismo texto y cantándolas juntos.    

 

Al regresar a Francia tras mi ordenación presbiteral, el provincial me pide que mantenga contacto frecuente con Finlandia, para no perder mi conocimiento del finlandés, a cuyo aprendizaje me dediqué mi año en Finlandia.  La señora Vuori me informa que la fundación KONE (empresa finlandesa que fabrica ascensores y escaladoras) concedió al equipo de investigación una beca para grabar un disco e partir del oficio de la fiesta de santo Tomás. Y añade: " ¡Naturalmente, usted graba con nosotros! Usted es dominico, cantor, hermano de santo Tomás: ¡no puede decir que no! ". De este modo conocí a Johanna Korhonen, la otra integrante del dúo formado junto a Hilkka-Liisa, con el nombre de Vox Silentii, que tiene ya una decena de discos (música antigua). Me sentía honrado y sorprendido por esta propuesta. Algunos meses más tarde me encontraba en la Iglesia del antigua monasterio de las brigidinas en Naantali, al suroeste del país, en medio de una nave vacía a no ser por media docena de micrófonos, con los cuales varios cantantes profesionales grababan extractos de los maitines de la fiesta de santo Tomás de Aquino. Aunque me guste el canto y la liturgia, la grabación fue una experiencia dura: ¡repetir hasta el hastío la misma pieza hasta 8, 12 o incluso 15 veces hace perder la espontaneidad del canto y la alegría de la celebración! Pero qué alegría escuchar el resultado final: aquí un extracto de la antífona "Tumor gule" que narra un milagro de sanación atribuido a Santo Tomás:

 

El momento más bello fue, sin lugar a dudas, en la primavera de 2016, cuando junto a Hilkka-Liisa y Johanna dimos un concierto en la iglesia de los dominicos de Colmar, en Alsacia. La tarde antes del concierto, pudimos tener contacto, en la biblioteca municipal situada en nuestro antiguo convento, con los manuscritos sobre los que habíamos trabajado durante el año sin haberlos visto.  Y en la noche, en la iglesia vecina, bajo la galería de los santos de la Orden representados en los vitrales, pudimos cantar esas piezas frente a un público de 300 personas, en el mismo lugar en el que los frailes los cantaron durante siglos: en este año del 800e aniversario de la Orden, fue para mu una experiencia particularmente fuerte. La colaboración con Vox Silentii cobraba finalmente todo su significado: para Hilkka-Liisa y Johanna, no se trataba de cantar por el placer de un espectáculo artístico gratificante. La actitud de Vox Silentii es profundamente espiritual: en medio de todo este esfuerzo se encuentra la convicción de que esas piezas son antes que nada oraciones, textos de uso litúrgico, que requieren de parte de aquel que los interpreta humildad y espíritu de servicio. Por eso, en principio, no se aplaude al final de sus conciertos, que son estructurados como una celebración litúrgica, respetando la secuencia de los modos gregorianos y la progresión de los textos de antífonas y responsorios.

 

Ya salió el CD. Su producción implicó mucho trabajo, especialmente para las traducciones. Por mi parte del latín y del finlandés al francés. Se han previsto algunos conciertos promocionales en Finlandia y, seguramente, en la primavera del 2017, en Suecia, En el otoño de 2017, seguramente seré asignado de nuevo a Finlandia... ¿tal vez, para nuevos discos con Vox Silentii? 

 

fr. Marie-Augustin Laurent-Huyghues-Beaufond op

(Para informaciones sobre el CD, escribir a: marie-augustin.LHB@studium.fi)