Contribución de los dominicos al EPU sobre Brasil

Imagen: 
Contribución de los dominicos al EPU sobre Brasil
Cuerpo: 

En mayo de 2017, Dominicans for Justice and Peace contribuyó a la revisión de Brasil en el proceso del Examen Periódico Universal (EPU) de las Naciones Unidas. Este mecanismo, creado por el Consejo de Derechos Humanos hace ocho años, permite evaluar los expedientes de derechos humanos de cada uno de los Estados Miembros de las Naciones Unidas, cada 4 años y medio. Este proceso de revisión es una oportunidad única para los dominicos a nivel local de compartir su visión de la situación de derechos humanos en su país y de plantear sus inquietudes a nivel internacional. Antes de cada evaluación, el Alto Comisionado de Derechos Humanos (ACNUDH) presenta un informe recopilando la información procedente de los informes de las ONG, como la nuestra. Estos datos pueden servir a los Estados a la hora de formular sus recomendaciones al Estado en examen.

Apoyándose en la experiencia y conocimientos de fray Xavier Plassat, Dominicans for Justice and Peace envió un informe sobre el tema del trabajo en condiciones de esclavitud en Brasil. Sólo 6 de los 50 informes de la sociedad civil han hecho referencia a la cuestión de tales condiciones laborales y, de esos 6, sólo 4 (incluido el nuestro) fueron utilizados en el informe de la ACNUDH. El Alto Comisionado se refirió directamente a la información del informe de los Dominicos en lo que se refiere a la disminución del número de inspectores del trabajo, la suspensión de la “Lista sucia”[1] en 2014, la institución de una nueva Lista sucia en mayo de 2016 y el deseo de exclusión de los términos “jornada agotadora” y “condiciones degradantes” de la definición del trabajo esclavo.

Entre las 246 recomendaciones hechas por los Estados para que Brasil mejore la situación de derechos humanos en el país, 9 se refieren a la cuestión del trabajo en condiciones de esclavitud. La mayoría de éstas son recomendaciones generales que instan a Brasil a continuar con los esfuerzos para luchar contra estas condiciones laborales. La recomendación de los Estados Unidos sigue siendo, sin duda, la que se acerca más a la recomendación de los dominicos de fortalecer las capacidades del personal gubernamental, ya que exhorta a Brasil a “proporcionar los recursos y la formación necesarios a los funcionarios del gobierno para luchar contra el tráfico de personas”, una práctica directamente vinculada a las condiciones de esclavitud.

En suma, el impacto de la contribución de los dominicos en el proceso del EPU fue probablemente más notorio en el informe de las Naciones Unidas que en las recomendaciones de los Estados. Un trabajo de cabildeo ante las delegaciones de los Estados será útil en futuras revisiones. Sin embargo, el informe de los dominicos, enteramente dedicado al trabajo en condiciones de esclavitud, captó la atención de las Naciones Unidas y de los Estados sobre la importancia de esta problemática, que debe seguir siendo objeto de especial atención por parte de todos los actores.

 


[1] La Lista sucia divulgaba información sobre las personas y empresas implicadas en la práctica del trabajo esclavo.

 

(13 de julio de 2017)