"Crear lazos de comunión", fray Bruno Cadoré a la Familia Dominicana de Brasil

Imagen: 
fr Bruno Cadore in Brazil
Cuerpo: 

Del 15 al 30 de abril de 2015 el Maestro de la Orden, fray Bruno Cadoré, acompañado por el Socio para América Latina y Caribe, fray Javier Pose,  llevó a cabo la visita canónica de la Provincia de Fray Bartolomé de las Casas (Brasil). Fue una propicia ocasión para que el sucesor de Santo Domingo se reuniera con la Familia Dominicana del país y les alentara en su vida religiosa y en la misión de la evangelización y predicación del Evangelio.

El Maestro está bien informado de los retos de la predicación del "Camino, la Verdad y la Vida" en diferentes lugares y bajo diversas realidades socio-políticas. Concerniente a su misión como Maestro fray Bruno Cadoré manifestó que "el Maestro de la Orden es el siervo de la unidad entre los hermanos, comunidades, provincias y culturas", en la Familia Dominicana y en sus varias formas de expresión.         

Los hermanos de la Provincia de Brasil trabajan en 10 diferentes presencias, situadas, en su mayoría, en la parte centro-sur del país. Son aproximadamente 70 frailes y se dedican a diversos apostolados: enseñanza, capellanías universitarias, parroquias, etc.

Las hermanas dominicas de vida apostólica están representadas por más de 15 congregaciones diferentes. También existe un monasterio de monjas contemplativas en el territorio de la Provincia. Además cuenta con un buen número de fraternidades laicales y jóvenes que pertenecen al Movimiento Juvenil Dominicano.       

La visita canónica fue una oportunidad para que fray Bruno Cadoré pudiera descubrir las diferentes presencias dominicanas en Brasil, desde el norte de Tocantins hasta Curitiba, en Paraná, al sur del país.         

A su vez, en esta visita los hijos e hijas de Santo Domingo (monjas, frailes, hermanas, laicos y jóvenes), pudieron relacionarse con fray Bruno Cadoré. Se reunieron con él, se dieron a conocer, compartieron y celebraron en su compañía. De hecho, estuvo encantado con lo que vio.       

En una de sus homilías manifestó que la visita canónica a los "hermanos y hermanas de la Familia Dominicana es un peregrinaje alrededor de la inmensa mesa de la Eucaristía" en donde "no hablamos de personas de Norte América o Sur América, donde la gente habla portugués, español o inglés, donde las personas son jóvenes o mayores, sino que todos los hombres y mujeres se convierten en hermanos y hermanas en Cristo que han aceptado la invitación de venir a su mesa y compartir su pan".

Para ver más fotos

 

 

(19 de mayo de 2015)