Culminó el Encuentro Internacional de Hermanos Cooperadores de la Orden de Predicadores

Imagen: 
Cuerpo: 

• CRÓNICA I – 31 de octubre

El primer día del Encuentro de Hermanos Cooperadores ha estado marcado por el reconocimiento de los 70 frailes que desde sus países han venido a las tierras de San Juan Macías y San Martín de Porres para encontrarse en fraternidad. La primera reunión tuvo lugar en la capilla de la casa de espiritualidad Santa Rosa de Lima; allí en torno a la oración de Laudes se pidió la asistencia del Espíritu Santo para las reflexiones del encuentro.

El Maestro de la Orden, Fr. Bruno Cadoré, O.P., dio la bienvenida a la asamblea, expresando su alegría por encontrarse con frailes de distintos lugares congregados para pensar su vocación en la Orden. Asimismo, recordó que este encuentro responde a la petición del Capítulo General de Roma 2010 y busca iluminar el próximo Capítulo General sobre el particular.

Posteriormente a las palabras del Maestro y del Provincial de Perú, Fray Juan José Salaverry, O.P., tuvo lugar la primera ponencia a cargo de Fr. Ignatius Perkins, O.P., de la provincia de San José de U.S.A. En ella intentó resaltar la vocación del hermano como seguidora del ideal de predicación de nuestro Padre Santo Domingo desde diferentes lugares y ministerios.

Seguidamente, los frailes se organizaron en grupos de trabajo de acuerdo a su idioma nativo. Allí se dio un compartir de experiencias y se trató de reflexionar con base a algunas preguntas sobre el quehacer del hermano cooperador. Las conclusiones fueron puestas en común en una plenaria en la tarde, donde se abrió un espacio para que cada hermano se presentara y expresara su pensamiento sobre la vida del hermano cooperador en la Orden de Predicadores.

Entrada ya la noche, se compartió la Eucaristía presidida por Fr. Luis María Verde, O.P., Vicario del Vicariato Santa Rosa de Lima, en el santuario de la Patrona de América. Finalmente todos los hermanos se reunieron para un compartir fraterno y escuchar una breve presentación de la Familia Dominicana en Perú. De esta manera culmina el primer día del encuentro que se extenderá hasta el 3 de noviembre. 

● CRÓNICA II, 1 de noviembre de 2012

El segundo día del Encuentro  empezó con una experiencia muy significativa para los frailes cooperadores. Más temprano que de lo acostumbrado se partió hacia el santuario del Señor de los Milagros de las Nazareas, unas monjas contemplativas que en la iglesia de su monasterio han gestado una enorme devoción a una pintura del Señor Crucificado. Lo que más impresionó a los frailes fue la multitud de gente que asiste allí, haciendo hasta imposible el ingreso al templo. Allí los frailes tuvieron la oportunidad de interactuar con los peregrinos y ser testigos de la fe viva del pueblo limeño.

De regreso a la casa de espiritualidad, se dispuso todo para escuchar esta vez las voces de hermanos de Colombia, Argentina y México. Ellos hicieron eco del pensamiento de los frailes cooperadores de sus provincias y de alguna forma presentaron su contexto frente a la vocación del fraile predicador. Ello dejó ver la riqueza de ministerios en los que ellos ejercen el ejercicio de la “sagrada predicación”.

Nuevamente y tras las inspiraciones de las palabras de los ponentes, los grupos se reunieron para seguir profundizando en los temas de interés de cada uno. Terminado este ejercicio de reflexión, los frailes tuvieron la oportunidad de visitar algunas zonas turísticas de la ciudad de Lima. Así por ejemplo se reunieron para almorzar en un centro comercial a la orilla del mar. Posterior a ello, se visitó la Feria Artesanal, donde aprovecharon para comprar sus regalos.

Lima cuenta con un bello parque de aguas, allí los frailes pudieron divertirse al son de la música y los chorros de agua, comúnmente llamado por los hermanos de México como “fuentes danzarinas”. La tarde culminó con el retorno a la casa de acogida para reunirse fraternamente en torno a las vísperas, la comida y una bella exhibición de las danzas peruanas, divididas en las propias de la Sierra, la Costa y la Selva. El día culminó con el descanso de los frailes.

• Crónica del día 2 de noviembre

Los frailes en el tercer día del encuentro estuvieron mucho más concentrados en las reflexiones sobre la vocación del hermano cooperador en la Orden. El día comenzó con una Eucaristía en inglés presidida por Fray Christoper Eggleton, O.P., Prior Provincial de la Provincia San Martin de Estados Unidos. Así después de tener algunas celebraciones eucarísticas prácticamente en español, los hermanos de habla inglesa pudieron tener una liturgia centrada en ellos.

En la mañana Fray Isaac Quispe, O.P., de la Provincia de San Juan Bautista del Perú, ilustró con una detallada biografía de san Juan Macías y san Martín de Porres. Quiso resaltar la caridad que ellos poseían para poder llevar a muchos la Palabra de Dios por medio de las obras y el testimonio. También hizo énfasis en la actualidad y la importancia de estos ejemplos de vida dominicana para los todos los frailes de la Orden en nuestro tiempo.

Con base a esas luces, reflexionaron, reunidos de nuevo por grupos de idioma,  sobre la actualidad y la importancia de estos dos frailes que se hicieron santos en tierras peruanas. En el compartir  de las conclusiones se resaltó que la opción por los pobres nunca pasará de moda pues proviene del mismo evangelio y que la vida de un santo siempre será una inspiración para aquellos que van en el mismo camino ya que encarnaron el Amor de Dios. La vocación, entonces, del fraile predicador está marcada fundamentalmente por la “caridad”, por la que son tan conocidos san Juan Macías y san Martín de Porres.

Llegando ya la tarde, se dirigieron de la casa de Espiritualidad hacia el convento del Santísimo Rosario para celebrar las I Vísperas de la Solemnidad del Apóstol de la Caridad. Se dieron cita en el mismo coro donde oraba fray Martín más de 90 frailes frente a las reliquias de ambos santos dominicos. Todos los hermanos tuvieron la oportunidad de orar a Dios en agradecimiento por los cincuenta años de dicha canonización, al tiempo que cada fraile pudo venerar las reliquias de forma personal, presentándoles sus intenciones.

De regreso a la casa santa Rosa de Lima, se compartió la cena y una posterior presentación de la celebración de los cincuenta años de la canonización de san Martín, que ha tenido diferentes eventos a lo largo y ancho del país de los Incas. Los frailes finalmente se dispusieron para descansar en preparación para el día de la Solemnidad del 3 de Noviembre.

Crónica del día 3 de noviembre

El Encuentro de Hermanos Cooperadores terminó, como se dice comúnmente en los países latinos, con “broche de oro”. Después de vislumbrar un poco lo que sería la gran celebración de san Martín de Porres con las I vísperas, los frailes agradecieron al Todopoderoso, inspirador y fundamento de los santos, por la vida de “fray Escoba”, quien con su humildad y caridad ha llevado la Palabra de Dios a muchos lugares, haciendo vida el carisma ideado por nuestro padre Santo Domingo.

En la última mañana del encuentro los frailes cooperadores tuvieron la oportunidad de interactuar con el Maestro de la Orden, Fr. Bruno Cadoré, O.P., para presentarle los resultados de sus reflexiones. Allí se enfatizó en varios puntos, entre ellos:

- Que la promoción vocacional debe contar con recursos humanos y materiales que fomenten la vocación del fraile dominico cooperador;

- Que en la formación hay que tener más en cuenta la vocación del hermano cooperador, lo que exige una información al respecto para algunos maestros de las distintas etapas;

- Que hay necesidad  de seguir trabajando en la superación de pensamientos que entienden la vocación del fraile cooperador como distintiva en la Orden de Predicadores;

- Que la formación del fraile cooperador comprenda las mismas exigencias, sin agregados, a la de los hermanos que optan por el sacerdocio;

- Que es necesario seguir reflexionando sobre la vocación del fraile dominico en los tiempos actuales, tanto cooperadores como sacerdotes.;

- Que dependiendo del contexto de cada provincia los hermanos cooperadores tengan reuniones anuales para compartir sus experiencias y apoyarse mutuamente;

- Que la Comisión Internacional de Hermanos Cooperadores continúe trabajando  a nivel de la Curia General para asegurar la continuidad de los procesos iniciados hasta el momento.

En la tarde, el Encuentro finalizó con la solemne celebración de San Martín de Porres en el templo del convento del Santísimo Rosario donde, con anterioridad, se organizó un recorrido guiado, al igual que en la casa de natalicio del santo mulato. La Familia Dominicana en pleno  se unió para acompañar a todos los hermanos que desde hacía algunos días moraban en la ciudad de Lima.

La despedida se realizó en medio de un compartir fraterno, haciendo realidad en todo el Encuentro aquella bella consigna de la Constitución Fundamental “unánimes en la vida común, fieles a la profesión de los consejos evangélicos, fervorosos en la celebración de la liturgia, principalmente de la Eucaristía y del oficio divino, y en la oración, asiduos en el estudio, perseverantes en la observancia regular” (IV).

De esta manera y con la bendición de Dios y la intercesión de san Martín culminó el Encuentro de Hermanos Cooperadores de la Orden de Predicadores. 

Fr. Yefrey A. Ramírez, O.P.

Cronista del Encuentro.