Curia Generalicia

Cuerpo: 
En el equilibrio arquitectónico de la institución dominicana se impone una primera constatación: todo está orientado a una dedicación total a la predicación evangélica. El poder que rige y coordina todo este conjunto es universal en su cabeza o principio: el Maestro de la Orden (Ver la lista de los capítulos generales, así como la de los maestros de la Orden).

En la cima del gobierno está el capítulo general, como la instancia con plenos poderes. En cada capítulo el Maestro, elegido para nueve años, da cuenta de su gestión; su modo de gobernar y su “política” pueden por tanto ser sometidos a juicio. Si, entre dos capítulos, goza de una cierta libertad en su gobierno, (libertad de hecho mayor que en la mayoría de los institutos religiosos, ya que sus asistentes o consejeros no son nombrados por el capítulo general, sino que lo son por él, previa la presentación de las provincias), la frecuencia de los capítulos generales (cada tres años) hace que permanezcan cercanas las instancias supremas democráticas y comunitarias de la Orden.

Basílica de Santa SabinaEl lazo constitutivo de la comunidad dominicana es un lazo de profesión religiosa que une a cada fraile, a cada monja e incluso a cada miembro de las fraternidades laicas, al Maestro de la Orden (no a las religiosas de vida activa que no dependen jurídicamente de él). Junto con los capítulos generales el Maestro de la Orden es el garante de la fidelidad a la intuición de santo Domingo, el principio de unidad de la Orden, el “referente” inmediato de cada uno de sus miembros. De ahí la importancia de las relaciones directas entre él y cada uno de los frailes, en las visitas regulares a conventos y provincias, así como en encuentros o en comunicaciones epistolares.

Fue en el generalato de Fray García de Paredes cuando se estableció el gobierno general de la Orden de Predicadores en el convento de Santa Sabina en Roma, convento testigo del nacimiento de la Orden, perdido para la Orden un cierto tiempo y comprado de nuevo al gobierno italiano en 1929. Allí reside el Maestro junto a sus asistentes y a los promotores de las diversas actividades de la Orden.

(Fuente: Carta sobre el gobierno de Fray Vincent de Couesnongle, o.p.)
 

Curia Generalizia Frati Domenicani
Convento Santa Sabina (Aventino)
Piazza Pietro d'Illiria, 1
00153 Roma, ITALIA
[39] 06 579401