Despedida de fr. Kees Keijsper, OP

Imagen: 
Kess Keijsper
Cuerpo: 

Tras 48 años de servicio, fr. Kees Keijsper se despide de los frailes del Vicariato General de Sudáfrica. Fr. Kees, quien acaba de cumplir sus 75 años y de celebrar el 50° aniversario de su ordenación sacerdotal, ha decidido regresar a Holanda tras estos fecundos años de ministerio.

Fr. Kees nació el 20 de diciembre de 1936 en Holanda. Ingresó a la Orden e hizo su primera formación el 18 de septiembre de 1956. Al finalizar su formación inicial, fue ordenado sacerdote el 19 de julio de 1962. Más adelante realizó estudios en el Instituto de Predicación Aquinas  en Saint-Louis, Estados Unidos.

Fr. Kees es uno de los pioneros de la Orden en Sudáfrica. Fue uno de los miembros fundadores del equipo local de predicación. También estuvo como responsable de los estudios de los frailes en Sudáfrica, cumpliendo esta labor con gran empeño, dándose especialmente a la tarea de conseguir recursos para los estudios de posgrado. Fr. Kees fue miembro del Consejo Vicarial y un activo miembro del Consejo Económico, comprometido siempre en la consecución de fondos para el Vicariato.  

Una gran parte del ministerio sacerdotal de fr. Kees tuvo lugar en la Diócesis de Kroonstad. Allí colaboró en diversas parroquias y estuvo comprometido en la formación de diáconos y ministros laicos. Catequista de corazón, fr. Kees se empeñó en la implementación de un programa catequético para familias y comunidades en todo el país: el SACBC. También ha sido un gran propulsor de la iniciativa y el liderazgo. Fue el director de centro de recursos en Welkom y del centro de formación Thabiso Skills. Siempre se ha caracterizado por ser una persona llena de iniciativas e ideas. Durante años, ha sido consejero de la Diócesis y de diferentes obispos. Ha colaborado también con la Diócesis en la búsqueda de recursos económicos.

Su servicio comprometido y su vida pastoral en Sudáfrica se ven reflejados en los numerosos mensajes de gratitud por parte de los frailes del Vicariato, de la diócesis de Kroonstad y de otras diócesis. Fr. Gabriel Samba, Socio del Maestro para África, también le expresó su gratitud en este mensaje:   

“Agradecemos a nuestro hermano Kees por todo lo que ha sido para nosotros y por todo lo que ha hecho tanto por el Vicariato de Sudáfrica como por la colaboración inter-africana. Le deseamos lo mejor. Que Dios lo siga bendiciendo abundantemente”.

Le deseamos a fr. Kees salud y paz en esta nueva etapa de su vida religiosa.