El ángel se ha ido: Fray Juan Pablo Corsiglia

Imagen: 
Juan Pablo Corsiglia
Cuerpo: 

Durante un sencillo almuerzo de despedida, el Maestro llamó a su secretario personal saliente, fray Juan Pablo Corsiglia, “un ángel” y todos los hermanos estuvieron de acuerdo. El término “ángel” describe apropiadamente a fray Juan Pablo, un hermano que ha vivido en Santa Sabina por los últimos 5 años y que ha trabajado en la Curia General como secretario personal de dos Maestros: fray Carlos Aspiroz Costa y fray Bruno Cadoré.

Fray Juan Pablo es de la Provincia de Argentina y llegó a Santa Sabina en el 2007. A su llegada, se convirtió en el secretario personal del en ese entonces Maestro, fray Carlos Aspiroz Costa. Como secretario personal, fray Juan Pablo ayudó a organizar el calendario y la agenda del Maestro. Fray Juan Pablo es famoso por trabajar en su oficina en un escritorio impecable (sin archivos, papeles, etc.) - al contrario del Maestro! Sin embargo, en poco tiempo fray Juan pablo fue capaz de ayudar al Maestro a organizar no sólo su escritorio, sino su oficina entera. Él continuó haciendo esto incluso con el nuevo Maestro, fray Bruno Cadorè y es por esto que el Maestro lo describió como “un ángel”.

Fray Juan Pablo es un hermano que cuida de los demás e intenta ayudarlos facilitándoles las cosas. En la comunidad de Santa Sabina, fray Juan Pablo era el cantor conventual. Como cantor, se cercioró de que el Oficio Divino estuviera siempre bien preparado y bien cantado. Era típico ver a fray Juan Pablo sentado en su lugar acostumbrado en la Basílica, con la cabeza inclinada y doblada un poco a la derecha y sosteniendo con ambas manos y con gran devoción su breviario. Él era el tipo de cantor conventual que preparaba minuciosamente la visita de cada fraile a Santa Sabina, creando para cada uno de ellos folletos cómodos y convenientes con el Oficio de cada día, para la entera estancia de los hermanos. Todos los hermanos que visitaron Santa Sabina durante este tiempo han atestiguado el hecho de que estos folletos hicieron más fácil su participación en el rezo comunitario del Oficio Divino.

Es interesante notar que fray Juan Pablo era el secretario de su Provincia antes de que viniera a la Curia y que ha vuelto ahora a ese mismo oficio. Ésta es una indicación clara de la gran calidad de su labor. La Curia extraña su presencia, su toque personal en cada cosa que hacía y su carácter gentil y apacible – y no sólo la Curia sino la comunidad entera de Santa Sabina lo extraña. De manera personal, yo me considero muy afortunado de haber asumido el oficio de nuevo secretario personal del Maestro inmediatamente después de él, ya que heredé de fray Juan Pablo una oficina y un cuarto muy bien organizados. Él hizo grandes esfuerzos para hacer que mi toma de posesión fuera muy fácil. La Curia y la comunidad entera extrañan grandemente su presencia y estoy seguro de que su Provincia estará muy feliz de tenerlo de regreso. Desde aquí, desde la Curia, le deseamos lo mejor para su nueva asignación.