El Gobierno de República Dominicana condecora a la Orden de Predicadores

Imagen: 
Cuerpo: 

El pasado domingo 18 de diciembre el vicepresidente de República Dominicana, Rafael Alburquerque, entregó la condecoración de la Orden de Cristóbal Colón en Grado Oficial, a la Orden de Predicadores al celebrarse el 21 de diciembre los 500 años del Sermón de Montesinos. La entrega de la condecoración tenía lugar en la Eucaristía dominical en el templo de Santo Domingo de la capital dominicana. Una Eucaristía presidida por el nuncio Apostólico Joseph Wesolowski. El predicador fue el vicario Provincial del Vicariato de Santo Domingo, fr. José Hernando. En su homilía, el padre Hernando explicó cómo el sermón pronunciado el 21 de diciembre del 1511 había sido cuidadosamente preparado por la comunidad de dominicos para denunciar las injusticias que se cometían en ese momento contra los indígenas. Fr. José Hernando se lamentó que 500 años después se siga a la espera de que la justicia llegue y se haga para todos. «Aquel sermón resonó en las conciencias de los conquistadores, refiriéndose a los indios explotados en el trabajo diario, muertos antes de tiempo sobre los que el predicador preguntaba: ¿estos no son hombres? ¿no tienen animas racionales? ¿no estáis obligados a amarlos como a vosotros mismos?», expresó fray Hernando. El vicario aseguró que estas preguntas del sermón de Montesino siguen tronando en las conciencias: «Tenemos que seguir gritando ante tanta gente pobre, ante tanta exclusión, ante tantas mujeres maltratadas, ante tanta gente que sufre y tanta gente víctimas de todo tipo de violencia. Hay que seguir preguntándose, como en aquel entonces: todas esas gentes ¿no son personas?». Al final de la Eucaristía el vicepresidente de la República, Rafael Alburquerque, hizo entrega de la condecoración en nombre del jefe del Estado, Leonel Fernández, como reconocimiento a la labor que han estado realizando en estas tierras los dominicos desde 1511. En el discurso de entrega afirmó que mientras en el mundo haya injusticia social, se escuchará la voz de los dominicos y Fray Antón de Montesino, en el Sermón de Adviento, «¿es que estos no son hombres?». Recordó que dicho Sermón motivó las llamadas Leyes de Indias de Burgos y Valladolid, consideradas las primeras Leyes sobre el derecho del Trabajo, ya que en ellas se plasmaron mejores condiciones laborales para los indígenas de aquel tiempo que eran oprimidos por los conquistadores españoles. Además afirmó que el sermón constituye un hito en la historia de los derechos humanos: «Ésta fue una voz a favor de los Derechos Humanos, que saldría de nuestras fronteras y llegaría hasta Salamanca, con la declaración de los Derechos de la Humanidad». El vicario Provincial del Vicariato de Santo Domingo agradeció la condecoración impuesta y resaltó la labor que han venido desarrollando.