El Papa relucirá en Filadelfia gracias a las monjas dominicas

Subtítulo: 
Jabones para el Papa fabricados por las hermanas del monasterio Nuestra Señora del Rosario
Imagen: 
El Papa relucirá en Filadelfia gracias a las monjas dominicas
Cuerpo: 

El monasterio de Ntra. Sra. del Rosario está preparando jabones artesanales para la habitación de Papa Francisco.

Cuando llegó la carta, las hermanas del Monasterio de Ntra. Sra. del Rosario apenas daban crédito a sus ojos. Dentro, había una invitación del Arzobispo Charles Chaput para preparar jabones artesanales al Santo Padre durante su estancia en Filadelfia.

Recientemente, el New York Times había publicado un reportaje sobre la pequeña pero creciente comunidad de 19 hermanas. Entre otras cosas, destacaba un libro de fotografías sobre el monasterio que se editará en un par de semanas, Radical love.

“Al parecer, casi todo el mundo leyó este reportaje”, dice la hermana Mary Catharine, maestra de novicias  y directora vocacional. “El Arzobispo Chaput lo vio a pesar de lo ocupado que estaba preparando el Encuentro Mundial de Familias y la visita del Santo Padre. Pensó entonces que sería un gesto bonito poner nuestros jabones en las habitaciones del Santo Padre mientras estuviera en Filadelfia”.

En lugar de crear algo diferente para Papa Francisco, las hermanas decidieron enviar, en una cesta, una muestra de los jabones que hacen normalmente. Venían acompañados de otros artículos artesanos del monasterio.

“Como mujeres consagradas a Dios, nuestro trabajo -no importa lo simple y habitual que sea- tiene un extraordinario valor, porque está unido a la obra salvífica y redentora de Cristo, nuestro Esposo”, explica la hermana Mary Catharine. “Nos esforzamos por elaborar lo mejor posible todos nuestros productos, sin importar quién los usa”.

Estos productos van desde jabones, cremas de manos y protectores de labios a velas o ambientadores, y se venden en el monasterio y online, tal y como hacen también otras casas de retiro.

“La gente nos escribe a menudo diciéndonos lo mucho que les gustan nuestros productos y lo buenos que resultan para su piel”, cuenta la hermana Mary Catharine.

Todos los jabones se hacen mediante el  ‘proceso en caliente’ y utilizando productos de alta calidad. Tienen 18 variedades aromáticas – obtenidas con fragancias sintéticas o con aceites esenciales- y hay también una línea sin perfume llamada ‘Simply Soap’.

Aparte de sus productos artesanos, el tiempo en Ntra. Sra. del Rosario transcurre en oración, estudio y trabajo, en una vida profundamente fraternal. Desde su vida de clausura y contemplación participan en la misión de los Predicadores, cuya orden celebra su 800 aniversario en 2016.

En estos días las hermanas están muy contentas porque el Santo Padre pronto estará muy cerca, aunque la mayoría solo podrá verlo por televisión.

“Los eventos papales en Estados Unidos tienden a coincidir con nuestro tiempo de oración, por lo que no podremos ver demasiado”, explica la hermana Mary Catharine. “Pero una de nuestras hermanas estará presente en las vísperas de San Patrick, en Manhattan, junto a las hermanas de nuestro monasterio del Bronx”.

La hermana Mary Catharine señala que el Papa es su primer superior y que es a él al primero que deben obediencia.

“¡Encontramos divertido que nuestro primer superior sea un jesuita!”, dice. “Nos está enseñando a todas a ver el regalo de nuestra fe con nuevos ojos, con alegría y simplicidad”.

La hermana Mary Catharine señala que están emocionadas y honradas por la oportunidad de ser las que proporcionen el jabón al Santo Padre mientras esté en ‘la Ciudad del Amor Fraterno’.

“Proveer al Santo Padre de algo tan simple como jabones es casi como lo que hacían Marta y María sirviendo a las necesidades de Jesús en Betania”.

 

Zoe Romanowsky es editora de estilo de vida y productora de Video en la edición inglesa de Aleteia

 

(24 de septiembre de 2015)