Fray Michael Deeb es el Nuevo Delegado Permanente de la Orden en la Organización de Naciones Unidas

Imagen: 
Michael Christopher Deeb
Cuerpo: 

Al igual que una serie de organizaciones religiosas la Orden de Predicadores posee un estatuto consultivo en la Organización de Naciones Unidas. Esto le da derecho a tener un Delegado Permanente miembro de derecho a la hora de participar en los debates y grupos de trabajo sobre Justicia y Paz en cualquier región, especialmente en aquellas donde nuestros hermanos viven y trabajan.  Este encargo se lleva a cabo principalmente desde la sede en Ginebra de la ONU, pero en algunas ocasiones el Delegado de la Orden tiene que viajar a las otras oficinas de la ONU en Nueva York y Nairobi.         

El Maestro de la Orden, fr. Bruno Cadoré, acaba de nombrar a fr. Michael Christopher Deeb como Delegado Permanente de la Orden en la ONU. Dicho hermano es miembro del Vicariato General de África del Sur y reemplaza a fr. Olivier Poquillon que acaba de finalizar su mandato.          

Fr. Michael nació en 1953 en Sur África. Emitió su primera profesión en la Orden en 1987 y fue ordenado sacerdote en 1991. Ha participado en el ámbito  de Justicia y Paz durante mucho tiempo. Ha sido el Promotor de Justicia y Paz del Vicariato General de África del Sur, el Coordinador de Justicia y Paz para la Conferencia Episcopal de Sur África y el Promotor de Justicia y Paz de la Familia Dominicana en África. Durante ocho años fue capellán del Movimiento de Estudiantes Católicos. Habla perfectamente el francés y el inglés.

A diferencia de su antecesor, fr. Michael residirá principalmente en Santa Sabina (Roma) y desde allí tiene previsto coordinar sus actividades en Ginebra o en cualquier parte del mundo donde sea necesaria su presencia.

(13 de enero de 2014)