I Encuentro de Formación de los laicos dominicos de la provincia de Hispania

Imagen: 
I Encuentro de Formación de los laicos dominicos de la provincia de Hispania
Cuerpo: 

Más de 70 laicos de toda España se reúnen en Segovia.

Con el lema La Misión de los laicos dominicos es ser dominicos laicos en Misión se desarrolló entre el 15 y el 17 de septiembre en Segovia, el primer encuentro provincial de formación de los laicos dominicos miembros de las Fraternidades que se integran en la Fraternidad de santo Domingo de la provincia de Hispania.

El sábado por la mañana, tras la apertura del Encuentro a cargo de Juan Jesús Pérez, se presentó al primer ponente, Fr. Juan Carlos Cordero, O.P., nombrado pocos días antes nuevo Promotor Provincial de los laicos dominicos de Hispania.

Actores de la Evangelización, de la Predicación

Fr. Juan Carlos comenzó con una pregunta a todos los asistentes: “¿Por qué estamos aquí?”; y una respuesta concluyente: “Por la Predicación”. Nuestra identidad dominicana es la de que “todos estamos convocados, enviados, a predicar el Evangelio, la Buena Noticia”; y esa predicación lo es en familia, complementándonos unos con otros, con tres pilares básicos: la oración, el estudio, la vida fraterna o en comunidad.

A continuación, y rescatando lo manifestado en el Concilio Vaticano II, en la Lumen Gentium, afirmó para conocimiento de todos que los laicos son también actores de la evangelización, de la predicación. Y, más concretamente, la predicación dominicana es “salir al encuentro del otro, del distinto, del que no piensa como yo, pero que también es mi hermano”, es “nuestra identidad, nuestra vocación”.

 

 

A continuación, Fr. Rui Carlos Antunes, O.P., socio del Maestro General para los laicos, inició su intervención, la cual dividió en dos partes: el proyecto de Domingo: la Santa Predicación en Prulhay el proyecto dominicano hoy: establecer santas predicaciones.

Fr. Rui Carlos indicó que ya desde el proyecto inicial de sto.Domingo, se ha de dar un equilibrio entre la contemplación y la predicación. Es una vocación de equilibrio. Es el gran reto de los dominicos de todos los tiempos.

Desde Domingo de Guzmán “predicación” es una palabra nueva

Domingo de Guzmán dio a la palabra “predicación” un significado nuevo, o incluso se puede decir, que desde Domingo de Guzmán “predicación” es una palabra nueva. Sto. Domingo predicaba no en la seguridad de un púlpito ante personas dispuestas a la escucha, sino en la calle, en plazas, entre personas no preparadas e, incluso, contrarias. Es una palabra nueva que no viene desde la seguridad, sino que impacta en la gente.

En su segunda parte, Fr. Rui Carlos relacionó las nuevas “santas predicaciones” en las que se trata, sobre todo, de dar respuestas desde la fe a situaciones de hoy, a cuestiones de nuestro tiempo; destacando que los dominicos han de seguir siendo predicadores del Evangelio de la vida.

 

 

El más importante es el que está frente a mí, el otro

Tras un breve descanso, tuvo lugar una mesa redonda en la que participaron aquellos hermanos que estuvieron presentes en el Congreso para la Misión de la Orden, que clausuró el Jubileo por los 800 años. Como resumen de todas las intervenciones se destacó el ambiente de alegría con el que se desarrolló, considerándose que predicar hoy es contemplar la palabra y contemplar al hombre, con un corazón compasivo, al servicio de la Iglesia y en diálogo con ella, cuidando tanto los gestos como las palabras a utilizar, yendo al fondo del Evangelio, presentando el mensaje como fuente de vida, considerando en todo momento que el más importante es el que está frente a mí, el otro, siendo coherente entre lo que se dice y lo que se vive, y afrontando los retos y necesidades que se presentan hoy en todas nuestras comunidades.

En la sesión de tarde, tras la presentación del congreso sobre el rosario a celebrar en octubre en Sevilla, se procedió a presentar públicamente los signos distintivos de nuestra Fraternidad de la provincia de Hispania, como son el nuevo logotipo, la nueva cruz, y el boletín informativo, denominado El Dominilaical.

A continuación, presentó su ponencia José Vicente Vila, O.P., presidente de la fraternidad de la provincia de Hispania. En la primera parte, presentó los retos a nivel provincial tras la unificación de las tres provincias anteriores, destacando las ventajas de la nueva dimensión provincial y señalando la importancia de la oración en esta etapa, así como la formación unificada para todos los miembros de las fraternidades y el fortalecimiento, por todos los canales existentes, de la comunicación entre todos los miembros de las fraternidades.

Salir a las periferias y participar activamente en la vida de las parroquias

En la segunda parte, José Vicente relacionó distintos retos que desde el carisma dominicano y la condición de laicos, se les van a ir presentando y sobre los cuales han de actuar, tales como consolidar el puesto de los laicos en la Iglesia, salir a las periferias y participar activamente en la vida de las parroquias, estrechar vínculos con las demás ramas de la Familia Dominicana, prestando especial atención a los jóvenes del MJD, presentar el carisma allí donde cada uno esté presente, tanto en la vida social como en la laboral, y prestar especial dedicación a los menos favorecidos de nuestras sociedades.

Tras la finalización de la intervención de José Vicente Vila, se crearon siete grupos de trabajo en los que se integraron todos los participantes, y cuyo objetivo fue obtener los retos sobre los que trabajar en el futuro, así como determinar los temas de formación que son más demandados por las fraternidades.

El domingo se oró en la Cueva de Santo Domingo, y se visitó el convento de las dominicas de Segovia. Por último se celebró la Eucaristía junto a las hermanas, que fue presidida por Fr. Rui Carlos Antunes.

 

(11 de octubre de 2017)