Jubileo 2016 - ¡ en Yamusukro!

Subtítulo: 
El 7 de octubre de 2016
Imagen: 
Jubileo 2016 - ¡ en Yamusukro!
Cuerpo: 

El Jubileo de los 800 años de la Orden de los Predicadores no podía pasar sin dar un esplendor particular al día de la fiesta de Nuestra Señora del Rosario.

Se tuvo que optar por un lugar y nuestra elección se concretizó en la Basílica de Yamusukro en la Costa de Marfil. Deseábamos encontrar un lugar emblemático para una celebración del Rosario. En el momento de nuestra búsqueda, dejamos de lado Europa para hacer hincapié en la universalidad de nuestra Orden, en el seno de la Iglesia. También, el Maestro de la Orden insistía para que una oración por la paz fuera organizada de tal forma que los Predicadores pidieran esta paz tan necesaria. Esta exigencia se unía a la de los hermanos dominicos, de África en particular, que pedían que se realizase una reflexión sobre la paz.

Tomando un mapa del mundo impreso en Europa, nos dimos cuenta de que África se ubica en el centro… y que la Costa de Marfil ocupa a su vez una situación semejante en su continente. El hecho de escoger la espléndida Basílica de Yamusukro en la Costa de Marfil fue una evidencia para nosotros. Bella coincidencia providencial, este edificio está bajo el patrocinio de… ¡Nuestra Señora de la Paz!

El responsable del Jubileo de la Vice-Provincia de África del Oeste, fray Benjamin Somé, y los Equipos del Rosario de la Costa de Marfil con su capellán nacional, fray Paul Dago, hicieron las cosas en grande : un proyecto un poco loco, una bella noche del Rosario fue organizada del 7 al 8 de octubre.

Todo empezó, a la puesta del sol, por una procesión de antorchas a lo largo de la explanada. ¿Cuántos éramos? ¿4.000? ¿5.000? Finalmente, poco importa. El fervor nos envolvía y juntos meditamos los misterios gozosos, antes de entrar en la Basílica, por la Puerta de la Misericordia.

Durante la noche, todos las series de misterios del Rosario fueron meditadas, entrecortadas por conferencias, después de la celebración de la misa presidida por Monseñor Joseph Spiteri, Nuncio apostólico en la Costa de Marfil. En primer lugar, fue la conferencia del Maestro de la Orden, fray Bruno Cadoré, que se había desplazado especialmente, sobre el tema de María, Madre de la Misericordia y Reina de la Paz. Luego el Promotor general del Rosario, fray Louis-Marie Ariño-Durand, nos habló sobre El Rosario y la Evangelización (¿pero era necesario comprender El Rosario es la Evangelización?). En el corazón de la noche, la tercera intervención fue la de fray Paul Dago sobre Los Dominicos en África del Oeste.

¡Qué noche tan extraordinaria!
Yamusukro se convirtió en el centro del mundo, en el corazón del Rosario y el de la Orden de los dominicos…
¡Cuántas gracias recibidas!

Fr. Louis-Marie ARIÑO-DURAND, OP
Promotor General del Rosario

 

(28 de octubre de 2016)