La Crónica de la Inauguración del Centro de Salud Fr. Luis Oregui en la República Dominicana

Imagen: 
Inauguración del Centro de Salud Fr. Luis Oregui en República Dominicana
Cuerpo: 

El día 6 de febrero ya forma parte de la historia de la provincia de El Seybo. Desde hace trece años la Familia Dominica, Acción Verapaz y la sociedad seibana comenzaron a soñar con la idea de tener un Centro de Salud para brindar servicio a toda la población. Este sueño fue fruto de un profundo análisis de la realidad y se ha ido concretando en los diferentes pasos que desde entonces hasta hoy ha sido necesario recorrer muy al paso pero desde la seguridad de ir cumpliendo los objetivos diseñados para cada etapa.

La experiencia vivida en el Dispensario Médico Santa Catalina de Siena en la capital nos ayudó a embarcarnos en este maravilloso proyecto el cual toma fuerza y surge como una iniciativa de la Comunidad quien, de forma activa y participativa, la define como una necesidad prioritaria de su entorno. Hemos visto muy importante la implicación de la Comunidad y por eso se han llevado a la práctica diversas actividades con el objetivo primordial de que, desde un principio, la Comunidad asumiera el Proyecto como suyo y fuera capaz en el futuro de autogestionarlo por sí misma. Los servicios que está dando el Centro de Salud desde el año 2007 son las consultas de medicina general, todo tipo de análisis clínicos que se hacen en un bien equipado laboratorio y la farmacia. Y en poco tiempo las consultas de pediatría, cardiología, dermatología, etc., además de los estudios de imagen: sonografías, radiografías, tomografías, resonancias magnéticas, etc.

Nuestra provincia de El Seybo necesita de más servicios de salud. Al igual que los profetas, no se puede quedar sólo en la denuncia de los problemas sociales y de todas las situaciones que provocan injusticia. Los profetas ofertaron nuevos horizontes y proclamaron el anuncio desde su oferta alternativa, desde el horizonte siempre utópico de los hombres y mujeres de Dios. El Centro de Salud Fr. Luis Oregui ya está en marcha contribuyendo de está forma al anuncio de la salvación que Dios ofrece y quiere que hagamos extensivo a toda la humanidad.

Es justo y necesario dar gracias a Dios y a todas las personas que han colaborado sacrificando su tiempo y economía. Que cada uno de ustedes, con nombre y apellidos, se sienta recompensado infinitamente por Dios ya que Él sabe de su bondad y “tiene contados hasta los pelos de nuestra cabeza” (Mt 10, 30). Gracias a nuestra Familia Dominica, Spem Miram, Acción Verapaz, la Fundación Anacaona, Selvas Amazónicas y toda la Provincia de El Seybo que ha trabajado mucho recaudando dinero con las kermes, rifas, etc. Gracias a mi Familia que nada más oír por primera vez la palabra “Centro de Salud” se puso a trabajar sensibilizando a los concejos asturianos de Colunga y Caravia vendiendo la lotería de Navidad, Mahide, Ferreras de Abajo, Valladolid, Logroño, Valencia y Madrid. Gracias a mis padres Pilar y Ángel que están celebrando sus bodas de oro, mi hermana María Jesús y su esposo Alfredo, a mis sobrinos Victoria, María y Alfredito que en la distancia están muy unidos a él; a mi abuela Victoria que siempre me preguntaba cómo iban las obras. Gracias a la Fundación Anacaona con sus doctores Pilar y Joaquín y tantos voluntarios y colaboradores que desde el año 1998 colaboran con muchos proyectos en la isla. Gracias a quienes durante este tiempo de construcción han estado acompañando tan de cerca como Kikín fiel a pie de obra, la economía con Petra, Nairobis y Chiqui, y Alfredo que desde el cielo mira esta obra con alegría. Gracias al excelente equipo de profesionales que labora en el Dispensario los cuales desde su vocación y desde su saber hacer son nuestro capital más importante: Enf. Cristiana, Dra. Karen, Lcda. Rosy y Dulce. Gracias a las Misioneras Dominicas Estíbaliz, Carmela, María, Pura y Cornelia. Gracias a mis hermanos dominicos que nos acompañan: Pepe, Eduardo y Damián que trae un sonógrafo nuevo. Gracias a las arquitectas Milqueya y Mary Cruz. Gracias al Ing. Luis Zorrilla y al Maestro Juan. Gracias al equipo de Radio Seybo que multiplica su acción y escucha tantas dolencias convirtiéndolas en alegrías. Gracias a Dulce y José Antonio de Acción Verapaz en España, a Paco Faragó y Alexia de Selvas Amazónicas, siempre atentos para apoyar nuestra misión. Gracias a todas las autoridades, amigos y amigas que nos acompañan.

Gracias a la solidaridad: lo más importante son los lazos de amor que han crecido entre nosotros al saber que nos necesitamos los unos a los otros siempre.

Que el Dios de la Vida, que quiere la salud y la felicidad para todas las personas, les colme de bendiciones ahora y siempre.

Fr. Miguel Ángel Gullón Pérez O.P.

​​

 

 

(12 de febrero de 2018)