“La educación es el lugar donde se dignifica la humanidad”: Fray Bruno Cadoré inaugura el Congreso Educativo “800 hacia la sabiduría”

Imagen: 
Fray Bruno Cadoré
Cuerpo: 

Con la reivindicación del papel de la educación en el descubrimiento de la dignidad humana, Fray Bruno Cadoré, maestro de la Orden de Predicadores y 86º sucesor de Santo Domingo de Guzmán, ha inaugurado el Congreso Educativo “800 hacia la Sabiduría” organizado por las tres Fundaciones Educativas de la Familia Dominicana (Santo Domingo, San Francisco Coll y Dominiques de la Anunciata de Catalunya). Al mismo asisten más de 800 educadores de los colegios de dominicos y dominicas de España, Italia, Suiza, Colombia, Perú, Ecuador y Costa Rica, entre otros países.

“Educación y evangelización están hoy más que nunca interrelacionadas. La educación conserva una perspectiva de futuro; es un camino prioritario para la evangelización”, ha señalado también el maestro de la Orden de Predicadores, quien defendió el papel que la educación representa en la toma de conciencia de la propia dignidad humana de las personas.

Por su parte, Fr. Francisco Javier Carballo, presidente de FESD (Fundación Educativa Santo Domingo) que ha hablado en nombre de las tres fundaciones Educativas organizadoras, ha recordado el papel de la Escuela de Santo Domingo: “Nuestra misión es dar continuidad educativa a la Palabra”, que nos remite al conocimiento y aprendizaje de la verdad. Ha recordado a Santo Domingo como “el primer ministro de educación de Europa. Domingo supo ver la importancia de la educación de confiar en la razón” Y ha presentado el estudio como una gran pasión. Se trata de “aprender a pensar para continuar inquietos y creativos”.

Junto a los dos frailes dominicos, la mesa de presidencia del Congreso estaba formada también por la hermana Florencia Moreno, presidenta de la Fundación Educativa San Francisco Coll, la hermana Montserrat Font, presidenta de la Fundació Educativa Dominiques de la Anunciata Pare Coll de Cataluña, y por José Mª Alvira Duplá, marianista, secretario general de Escuelas Católicas.

En su intervención, Jose Mª Alvira ha agradecido a los organizadores del congreso su iniciativa en el marco de los 800 años de la Familia Dominicana, y ha reflexionado sobre las preguntas presentes en la educación: “los cómo y los para qué,que permanentemente nos hacemos. Pero estas preguntas cobran sentido a la luz del qué: el contenido que queremos transmitir”.

En este sentido, el secretario de Escuelas Católicas ha afirmado que “la tarea de los docentes es un camino privilegiado en la búsqueda de la verdad, que es lo que da a la educación su sentido más profundo. Una verdad que significa certezas, puntos de referencias para el niño y el adolescente, coherencia entre lo dicho, lo hecho, lo vivido; y también coherencia intelectual y de criterio en lo que se transmite para que (los alumnos) vean la vida con un sentido positivo”.

La sesión de la mañana ha sido introducida por Victoria Moya, responsable de Comunicación de Escuelas Católicas, que desempeñará el papel de presentadora y animadora del Congreso, acompañando a los asistentes desde la emoción. “La risa y la emoción, el humor y el amor, son los aspectos que me conectan con la Familia Dominicana y que han permitido a los dominicos cerrar el último cero del 800”.

La interpretación del Himno del Jubileo Dominicano a cargo de la Coral del Colegio Ntra Señora del Rosario de Paterna (Valencia) y el espectáculo “Caminos de Sabiduría”, a cargo de alumnos y antiguos alumnos de los colegios San Francisco Coll (Albacete) y Santa María de Yermo (Madrid) han completado esta jornada inaugural.

 

(05 de julio de 2016)