Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá descendió de su trono para recibir al Papa Francisco

Imagen: 
Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá
Cuerpo: 

Este viernes, primero de septiembre, el lienzo renovado de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá descendió de su trono para recibir al Papa Francisco en su visita a la Catedral Primada de Colombia, el próximo jueves de septiembre. El sumo pontífice llevará como consigna para su encuentro “María madre de la vida”

Antes de la salida de la imagen milagrosa hacia el estadio Primero de Septiembre, la Comunidad de los Frailes Dominicos de la Provincia San Luis Beltrán de Colombia organizaron un acto de piedad mariana para el descendimiento del cuadro.

Las puertas de la Basílica de nuestra Señora del Rosario se abrieron a las 3:30 de la mañana para que los chiquinquireños y peregrinos presenciaran el descendimiento del cuadro por manos de los Frailes Dominicos, cuyo acto se realizó cerca de las 4:00 de la mañana.

Es la primera vez que los feligreses podrán ingresar a un descenso del cuadro, pues antes se hacía a puerta cerrada y el ingreso era autorizado una vez la imagen se encontrara por fuera de su camerín.

Posterior al descenso, entre las 4:30 y 6:00 de la mañana los asistentes rezaron el Santo Rosario y participarán de una eucaristía presidida por Monseñor Luis Felipe Sánchez Aponte, obispo de la diócesis de Chiquinquirá, en compañía de Fray Nelson Novoa Jiménez, prior conventual y Fray Eduardo González, sub prior conventual.

Una vez terminado el acto religioso la imagen salío de la basílica en procesión por las calles de Chiquinquirá hasta el estadio municipal Primero de Septiembre  cargada en hombros por los Caballeros de la Virgen, fraternidad que se ha encargado por años de llevar el cuadro de la Virgen en las procesiones solemnes.

A eso de las 9:45 de la mañana se hizo el último de los homenajes y se procedió al embalaje del lienzo, una caja de madera de pino en cuyo interior se encontraba una espuma de polietileno que protegía el lienzo.

Ya embalada la pesada imagen, a las 10:00 de la mañana, se embarcó en el helicóptero MI171 de fabricación rusa que, en un vuelo de 45 minutos lo trasladó  al aeropuerto el Dorado de Bogotá.

Pero la imagen de la virgen del Rosario no viajó sola, en el helicóptero la acompañó el presbítero Fray Nelson Novoa, prior conventual y algunas personas pertenecientes a Servientrega, empresa que se ofreció al traslado del cuadro.

En Bogotá la estaban esperando el Prior Provincial de los padres dominicos en Colombia, fray Said León Amaya y con él una multitud de gente que la acompañó hasta la parroquia el Sagrario, donde pasará la primera noche.

El dos de septiembre llegará a la Catedral Primada de Colombia y allí permanecerá hasta el 10 del mismo mes. Durante estos días se le redirán varios homenajes y se brindará la oportunidad a todos los devotos a la virgen del Rosario de Chiquinquirá para que puedan contemplar el milagroso lienzo.

El encuentro entre el Papa Francisco y la virgen se dará el 7 de septiembre a las 10:00 de la mañana donde consagrará a todos los colombianos a los pies de la virgen de Chiquinquirá.

 

(04 de septiembre de 2017)