Ordenacón presbiteral en el Vicariato Provincial de Santa Cruz en Puerto Rico

Imagen: 
Fr. Emmanuel Toledo Ramírez OP.
Cuerpo: 

El viernes, 3 de noviembre de 2017, Fiesta de San Martín de Porres, en la Iglesia del Convento Nuestra Señora del Rosario en Bayamón, por la imposición de manos del Arzobispo Metropolitano de San Juan, Mons. Roberto O. González Nieves OFM, fue ordenado presbítero Fr. Emmanuel Toledo Ramírez OP.

Iluminados aún por generador eléctrico a diesel luego del devastador paso del huracán María por la isla caribeña, la iglesia conventual estuvo abarrotada de hermanas y laicos dominicos, religiosos y presbíteros amigos de la Orden, familiares y fieles de las parroquias dominicas para celebrar junto a los frailes en Puerto Rico la alegría de este don de la gracia para la predicación en El Caribe. Acompañaron a Fr. Emmanuel y a los demás frailes en Puerto Rico, fr. Luis Javier Rubio y fr. Christopher Eggleton, Socios del Maestro para América Latina y El Caribe, y para los Estados Unidos, respectivamente; así como Fr. Said León Amaya y Fr. Jaime Monsalve, Prior Provincial y Síndico , respectivamente, de la Provincia de San Luis Bertrán de Colombia.

Fr. Emmanuel es natural de Arecibo, Puerto Rico, hijo único de Ángel Luis Toledo y Norma Ramírez. Es trabajador social egresado de la Universidad dominica Central de Bayamón, en Puerto Rico. Realizó sus estudios de Maestría en Divinidad en la Escuela de Teología de los dominicos en Puerto Rico. Parte de su formación la realizó en la Provincia San Luis Bertrán de Colombia.

El flamante presbítero celebró su primera Eucaristía en su parroquia de origen, la Parroquia San Martín de Porres en la Urb. University Gardens en Arecibo. El predicador de su primera eucaristía fue Fr. Yamil Samalot Rivera OP, del Vicariato Provincial de Puerto Rico y secretario general de CIDALC. En su homilía, Fr. Yamil destacó la humildad del nuevo fraile presbítero al tiempo que lo invitó a seguir cultivándola como el santo que le ha acompañado en todo su proceso vocacional hasta su ordenación y primera misa: “Humildad que reconoce los dones que se tienen y se ponen al servicio de la gente”. El Secretario General de CIDALC destacó que así como San Martín pudo alcanzar la santidad “a través de una escoba” Fr. Emmanuel podría ofrecer el nuevo don recibido “con la sencillez y cercanía con el pueblo que lo caracteriza”. En sus palabras de agradecimiento, Fr. Emmanuel agradeció a sus padres y a la comunidad parroquial que lo vio crecer como “monaguillo” y le acompañó en todas sus decisiones. Asimismo agradeció a las Hermanas Dominicas de Fátima que con su amistad y cercanía nutrieron su vocación dominica.

Oramos por Fr. Emmanuel para que el ministerio que recibe en la Orden enriquezca su vocación a la predicación al servicio del pueblo al que ha sido enviado.

 

(07 November 2017)