Preparando nuestro futuro con realismo, audacia y esperanza

Subtítulo: 
El futuro de la vida religiosa de las Dominicas de Vida Apostólica
Imagen: 
Cuerpo: 

Esta publicación nace de una inquietud y del deseo de compartir la reflexión, con unas y otras, que de ella puedan extraer ideas para sí y para la propia comunidad. Cerca de dos años antes de que la Sexta Asamblea General del DSI, se celebrara en Roma, en mayo de 2010, nació la necesidad de dar un sentido a los numerosos estímulos y temores que llegaban de las 153 Congregaciones de Hermanas Dominicas, sobre el futuro de la vida religiosa y el cómo prepararse a este futuro diverso, sin que nos encuentre desprevenidas.

Un futuro que era fuente desde hace años de inquietud e incertidumbre: disminución de vocaciones, crisis económica, pobre formación teológica y dominicana… Habíamos sentido que problemas colectivos podían ser afrontados solamente de modo comunitario y con un estilo típicamente dominicano: contemplar y dar lo contemplado.  Para prepararse al futuro, habíamos buscado entender los signos en la realidad presente, para escuchar, leer e interpretarlos a la luz de la Palabra de Dios y de la experiencia.  Este camino de contemplación se concretizó en dos años mediante: el trabajo de la Hermana Fabiola con varias Congregaciones en cerca de 28 países del mundo, el encuentro con expertos (Think Tank Meeting) en Roma, el cuaderno (dossier) con las respuestas de las Hermanas al cuestionario preparatorio del tema de la Asamblea.

Al final de este largo recorrido participativo se llevó a cabo la Asamblea general, donde las Prioras generales, o sus delegadas, se enfrentaron abiertamente, con los posibles caminos y vías para recorrer hoy, para preparar y prepararse al futuro; para contribuir a la acción profética del Espíritu Santo en esta nuestra historia. Esta publicación es el fruto de este recorrido “comunitario” de reflexión y análisis; nos gustaría compartirla con el resto de la Familia dominicana, y con otras realidades de vida religiosa que sientan vivir los mismos desafíos que nosotras.

El texto está organizado partiendo de las tres palabras claves escogidas para la Asamblea del 2010: Realismo, Audacia y Esperanza. Decidimos distribuir el conjunto recolectado hasta este momento conservando las tres expresiones. Cada sección está organizada dejando la palabra a las Hermanas en un ejercicio de escritura colectiva de ideas, opiniones y sugerencias, tomando aquello que las Dominicas han enviado, dicho, compartido antes y después de la Asamblea.  El objetivo no es de otorgar un recetario o una palabra definitiva, sino dejar que cada sección sea un espacio fecundo de reflexiones e ideas, a pesar de que pueda parecer un poco desarticulado y confuso. Todos tomarán y elaborarán lo que les sea necesario.