Programa CIDALC FACULTAD SAN ESTEBAN DE SALAMANCA DE ESTUDIOS COMPLEMENTARIOS

Imagen: 
Cuerpo: 

El viernes 24 de agosto concluyó una nueva etapa del programa de estudios complementarios en teología organizado en común por CIDALC y la Facultad San Esteban de Salamanca, orientado a compartir la tradición teológica y espiritual dominicanas en diálogo con los desafíos actuales de nuestra misión.

El trabajo ha sido intenso, con dedicación y entusiasmo por parte de todos los participantes. Participaron 7 hermanos de diversas entidades, y los cursos y seminarios estuvieron a cargo de frailes profesores de la Facultad y de otros centros de la región. Durante el curso tuvimos la visita de los socios del Maestro de la Orden para América Latina y El Caribe, y para la Vida Intelectual, fr. Luis Javier Rubio y fr. Pablo C. Sicouly, quienes tuvieron encuentros con los participantes y responsables del programa y la Facultad. Se ha visto como muy provechosos los encuentros regionales realizados en Bogotá y Buenos Aires y el tiempo de trabajo aquí al cabo del bienio de los cursos. En la próxima asamblea de CIDALC esperamos compartir estas experiencias con los regentes y superiores de la región para discernir los pasos que ayuden a mejorar y afianzar el programa. Asimismo, tuvo lugar en la Facultad la culminación de sus estudios por parte de dos hermanos: fr. Aldo Torrez Roca, de Bolivia y fr. Jhon Wilder Alarcón Hincapié de Colombia, quienes realizaron la defensa de sus tesinas de licenciatura en teología. Nuestras felicitaciones por su empeño y su excelente trabajo, y esperamos que otros hermanos de la región sigan este camino en el futuro. Además del trabajo, hemos compartido momentos de fraternidad, incluyendo una visita a las ciudades de León y Palencia, donde santo Domingo realizó sus estudios, y como sabemos, vendió sus libros para socorrer a los pobres que en ese momento padecían hambre.

Expresamos nuestro especial agradecimiento a los responsables y profesores de la Facultad y a la comunidad del Convento San Esteban en la persona de su prior, fr. Ricardo de Luis Carballada, por la fraternidad con que acogieron una vez más a los hermanos en este marco tan significativo para la reflexión teológica dominicana y para la región América Latina y El Caribe.

Fuente: "Cidalc al día"