Reseña de la orden de los dominicos en Costa Rica

Imagen: 
Reseña de la orden de los dominicos en Costa Rica
Cuerpo: 

Padres Dominicos (OP): El mismo camino de los capuchinos sufrieron los padres Dominicos en Guatemala en 1872, fueron expulsados los últimos frailes de la Provincia de San Vicente Ferrer de Chiapas y Guatemala (1551). Durante la colonia nos dice Mons. Thiel “Costa Rica siempre quedo excluida del campo de trabajo de la Provincia Dominicana”-

El primer dominico que llegó a Costa Rica fue Fr. Miguel Pagés, exclaustrado por causa de las leyes anti-clericales del siglo XIX. Mons. Thiel lo ubica cerca de la capilla de La Dolorosa (1892). El P. Pagés se resiste a la extinción de la Provincia de San Vicente. Pensó que en Costa Rica podría iniciar la restauración de la Provincia de San Vicente. La labor misionera de este dominico fue muy activa: visita parroquias, predica, fortalece la Tercera Orden de Santo Domingo, presta servicios varios a Mons. Thiel. Luego se ve la necesidad de que lleguen otros religiosos a Costa Rica.

En 1895 es nombrado el P. Miguel Pagés (sale de Costa Rica en 1903), capellán de la Iglesia de Nuestra Señora de Los Dolores. En 1903 ingresa otro sacerdote dominico, Fr. Jesús Aguilar, OP para relevar al P. Pagés. En 1904 llega el P. Ángel Alvarez, OP. En adelante Mons. Juan Gaspar Stork, negocia con los superiores de la Orden el establecimiento de la comunidad en Costa Rica. El 6 de enero de 1909 La Dolorosa es elevada a parroquia. Desde esta época los padres dominicos atendieron los nacientes barrios del sur de San José: Barrio Los Ángeles, Barrio Keith, Sagrada Familia, Cristo Rey, Barrio Cuba, Hatillo, Paso Ancho, San Sebastián y San Cayetano.

Mons. Juan Gaspar Stork le ofreció a la orden dominicana toda la Península de Nicoya para que la atendieran, pero por falta de personal no pudiendo atener la solicitud del obispo, por varios años se hicieron cargo de Filadelfia (1914-1916), atendida por el hoy beato P. Germán Caballero, O.P. Allí murió el hermano Fr. Esteban Moran, OP

Adjunto a La Dolorosa, nace la escuela parroquial “Nuestra Señora de los Ángeles” (1923), que luego se trasladan al barrio del mismo nombre, se termina la Capilla (1929) las instalaciones del Colegio de Los Ángeles (1932). En 1934 la Comunidad de los Padres Dominicos del Colegio Los Ángeles se independiza de la Comunidad de La Dolorosa. En 1958 la secundaria es trasladada a la Sabana y es erigido el Convento de Los Ángeles.

Por algún tiempo los Padres Dominicos residieron en La Iglesia de La Agonía de Alajuela, colaboraron mucho con Mons. Antonio del Carmen Monestel Zamora, Primer Obispo de Alajuela (1921). Los padres dejaron su presencia con la promesa de ayudar en el futuro en Guanacaste. Convenio que se realizará en la Década de los 60, cuando varios padres dominicos llegan a Santa Cruz, Filadelfia y Cartagena, después de una negociación con Mons. Juan Vicente Solís Fernández, Obispo de Alajuela. En 1994 dejan definitivamente la Diócesis de Tilarán por falta de personal después de 33 años.

Dos obras consultadas son: Fr. Marciano Diez Tascón, O.P. Dominicos en Centro América, Siglo XX, Biografías. Editado por Fr. Vernos Rojas, OP, La Dolorosa, San José 1997 y la obra y Fr. Marciano Diez Tascón, O.P. Vicariato Dominicano de la Provincia de España en América Central. San José, 1982.

Los Padres Dominicos regentan actualmente: La Parroquia La Dolorosa (San José), el Colegio Los Ángeles (Sabana); la Casa de Formación Santo Tomás de Aquino (Calle Fallas de Desamparados y la Casa Fr. Bartolomé de las Casas, Heredia.

 

(28 de abril de 2016)