Retiro Vocacional 2012. Provincia de Santiago de México

Imagen: 
Cuerpo: 

Los días santos: Jueves, Viernes, Sábado y Domingo, nos reunimos en el Convento de Agua Viva, para celebrar nuestro Retiro Anual de Vocaciones. Este año dicho retiro llevó por nombre ALABAR, BENDECIR y PREDICAR. Fue una experiencia maravillosa donde nuestros hermanos Tomás de Aquino, Catalina de Siena, Martín de Porres, Bartolomé de las Casas, Lacordaire, Catalina de Ricci, Jordán de Sajonia y Angélico caminaron con nosotros y nos llevaron de su mano para saborear el tesoro de nuestro carisma dominicano.

Treinta y cuatro jóvenes de distintas partes de la República Mexicana, desde Ciudad Juárez hasta Cancún, fueron convocados por regalo de Dios a vivir esta experiencia y éstos mismos fueron los que quedaron asombrados de la riqueza de nuestra Orden. ¡Sigamos orando para pedir al dueño de la mies que nos envíe vocaciones! Sólo nos queda a nosotros preguntarnos, como alguna vez en una de sus cartas Fray Timothy Radcliffe lo hacía: ”¿Aceptaríamos gustosos en nuestra Provincia a un hombre como Tomás de Aquino que abrazara una nueva y sospechosa doctrina filosófica y que hiciera serias e inquietantes preguntas? ¿Recibiríamos a un hombre como Bartolomé de las Casas, con su pasión por la justicia social? ¿Nos agradaría tener a fray Angélico experimentando nuevos métodos para predicar el Evangelio? ¿Le daríamos la profesión a una Catalina de Siena con toda su franqueza? ¿Recibiríamos a Martín de Porres, perturbando la paz del convento con su ir y venir de gente pobre en él” ("Entregados a la Misión" en Manantial de la Esperanza.) ¿Aceptaríamos a una Catalina de Ricci que exige una vida de contemplación caracterizada por el realismo y la alegría? ¿Aceptaríamos a un inquieto Jordán enamorado de la comunión al grado que la exija y la defienda viviendo incluso amistades libres y que nos puedan llegar a parecer escandalosas? ¿O a un Lacordaire firme que quiera volver a los orígenes, a lo esencial? o bien ¿Preferiríamos candidatos que nos dejen en paz?

A seguir siendo testigos del gozo de la Resurrección.

¡Felices Pascuas!

Fray Juan Manuel Hernández Hernández, O.P.

Promotor Vocacional de Provincia.