Reunión sobre las vocaciones en Huissen

Imagen: 
Huissen Meeting
Cuerpo: 

Los promotores vocacionales del Noroeste de Europa se reunieron en Huissen, el noviciado de la Provincia Holandesa, del 17 al 18 de abril del 2012 para discutir la situación de las vocaciones de la Orden en esa región. En la reunión estuvieron presentes los frailes André Lascaris, Jan Laan, Wijbe Fransen y el señor Holkje vd Veer de la comisión de promoción vocacional de la Provincia Holandesa, acompañados de los frailes  Gerard Dunne (Irlanda), Alain Arnould (Bélgica del Sur) y Vivian Boland (Santa Sabina).

Fray André habló sobre la situación en Holanda, explicando el cambio dramático de una sociedad “estratificada” en la que la identidad de la gente era determinada totalmente por el grupo religioso y/o político al que pertenecían, a una situación (a partir de los años 50 en adelante) en la que están tratando de superar esa estratificación. La historia del Catolicismo holandés después del Vaticano II es bien conocida y actualmente hay pocas o ninguna vocación a la vida religiosa en ese país.

Fray Gerard ha sido promotor vocacional de tiempo completo para la Provincia Irlandesa por doce años. Él habló sobre el desafío inicial de su tarea, su experiencia en contactar gente joven, cómo presentar a la Orden y su entendimiento de lo que motiva a los jóvenes Católicos de hoy; además habló sobre ser visible (por ejemplo en los campos universitarios) y sobre su trabajo de acompañamiento con los candidatos a la Orden. Su trabajo ha dado fruto: un grupo de 13 jóvenes entró en el 2009 y un grupo de seis este año. Fray Gerard habló también sobre la situación cambiante en la iglesia de Irlanda debido a la ira y el desencanto causado por el escándalo de los abusos sexuales a menores.

Fray Alain habló sobre la situación en Bélgica del Sur. Hace algunos años había jóvenes que se unían al Vicariato General pero ha habido un largo hiato -  hasta este año en que hay un novicio en Bruselas. Como en Irlanda, la mayoría de las potenciales vocaciones descubren a la Orden por medio del Internet. El Vicariato General prefiere que los hermanos estudien en el exterior por al menos algunos años de su formación.

Fray Vivian habló sobre la situación en Inglaterra, donde él fue maestro de estudiantes del 2004 al 2011. En Inglaterra hay un hermano que es promotor vocacional y otro director de vocaciones. Hay un flujo constante de vocaciones con un promedio de uno a dos novicios cada año. La Orden tiene un alto nivel en Inglaterra y muchos hermanos son conversos al Catolicismo.

Un número de comentarios surgieron de estas presentaciones. Se estuvo de acuerdo en que una Provincia necesita estar convencida de que vale la pena vivir la vida Dominicana para poder promover vocaciones. La buena predicación Dominicana es una forma de promover las vocaciones.

Muchos miembros jóvenes de la Orden vienen de movimientos y comunidades activas en el nueva evangelización y esto desafía a la Orden a recuperar aspectos de su tradición misionera y evangelizadora. La frailes mayores necesitan entender qué es lo que están buscando los frailes más jóvenes en la vida religiosa. Además, la comunidad debe de estar preparada para adaptarse cuando llegan nuevos frailes.

El relacionarse con las muchas comunidades inmigrantes que viven en Europa occidental es hoy día también parte de la misión de la Orden en Europa. Sin embargo, los frailes jóvenes parecen centrarse más en “misiones locales” que en “misiones extranjeras”.

Se comparó el proceso de admisión en las diversas entidades y se discutió acerca del uso de psicólogos y de otros profesionales en ese proceso. Además, se acordó que, generalmente hablando, la mejor edad para incorporar a alguien al noviciado en las provincias de nuestra región es entre 25 y 35 años de edad.

No debemos crear un perfil demasiado detallado de los potenciales candidatos; sin embargo, los aspirantes a entrar en la Orden deben tener un deseo de estudiar, una buena voluntad para aprender y un gusto por la reflexión crítica; deben además ser hombres de fe, ya que la relación con Dios es la chispa que despierta la vocación en un joven.

El sentir general fue que la reunión valió la pena, aún cuando la asistencia fue muy baja. Una futura reunión será concertada y la posibilidad de incluir a otros promotores vocacionales de Europa será explorada.

Fray André Lascaris, OP (Huissen) y fray Vivian Boland, OP (Santa Sabina)