Santa Rosa de Lima que sigue construyendo esperanza en América Latina

Imagen: 
Santa Rosa de Lima
Cuerpo: 

Flores, cartas y mensajes llegan desde diversas partes del mundo al Perú a 400 años del paso a la eternidad de Santa Rosa de Lima

Contemplar las estrellas, hablar con los mosquitos o atender a los enfermos, ¿puede cautivar en estos días a alguna jovencita? Sin embargo, en Lima, “La Ciudad de los Reyes”, hubo quien vivía enamorada del canto de las aves, las rosas y la asistencia a quienes sufrían dolencias. Su caridad y misericordia la llevaron a alcanzar la santidad.

Las calles de de Lima lucen más alborotadas que antes. Al cumplirse 400 años de haber convivido con la Primera Santa de América, “Rosa de Lima”, uno de los bulliciosos jirones (tramo urbano) limeños, en el centro histórico de la ciudad, llevará su nombre.  Y es que mucho antes de 1860 el jirón Miró Quesada se llamó “Santa Rosa de las Monjas”, en pleno siglo XXI su nombre formará parte del centro de la ciudad (se llamará jirón Santa Rosa).

Para los latinoamericanos, la esperanza renace en Sudamérica con una “Rosa en el cielo”. Así lo explicó el papa Francisco el miércoles 23 de agosto a todos los peregrinos que participaron de sus catequesis en el Vaticano.

“La Iglesia en el Perú está de fiesta. Celebra la vida de una mujer que vivió con esperanza, mantengamos encendida esa luz”, pidió el Santo Padre al mundo.

Una Rosa que construye esperanza

Considerada “Patrona de América”, los peruanos celebran los 400 años de su paso a la eternidad un jueves 24 de agosto de 1617. Rosas, flores, cartas y mensajes llegan desde diversas partes del mundo al Perú. Estos deseos y peticiones, yacen en el fondo del pozo que forma parte de su Santuario en el centro histórico de la ciudad capital.

Isabel Flores de Oliva, laica terciaria vive aún en el Perú. A pocos meses de la llegada de Francisco a nuestro país, la primera Santa de América, aviva los corazones peruanos. Su olor a santidad llegó hasta México, cuando un marco de rosas, iluminaron la imagen de la Virgen de Guadalupe, en 1500, según comenta el historiador Ramón Mujica, para la televisión peruana. “Este era un anunció de su nacimiento en Latinoamérica”, afirmó.

Esta joven abrazó su vocación a los 15 años, desde entonces salía a las periferias de la cuna de la corona española, en busca de los esclavos negros, y de los desamparados para llevarlos a su casa y curar sus extrañas enfermedades.

 

Impulso de santidad

 

¿Puede el ser humano hoy seguir cultivando estás virtudes? La joven de 31 años es motivo de innumerables investigaciones y estudios. La dimensión de su amor comprometido y fiel con los demás despierta el asombro del mundo y nos abre el camino a la santidad.

El 21 de agosto se inauguró en Lima un congreso Internacional dedicado a la santa peruana. Monseñor Juan Antonio Martínez Camino, obispo Auxiliar de Madrid, entre otras personalidades de la Iglesia en España, llegaron a Lima para participar de este evento eclesial en memoria de los 400 años de la muerte de la “Patrona de América, Indias y Filipinas”.

En los últimos días el Banco Central de Reserva del Perú puso en circulación una moneda con la imagen de la santa peruana. Una mujer sencilla, la cuarta de una familia de 13 hijos, quien hizo del mundo terrenal un santuario divino.

Esther Núñez Balbín

 

(26 de agosto de 2017)