Solemne Eucaristía de Acción de Gracias por el Octingentésimo Aniversario de la Fundación de la Orden de Predicadores en Perù

Imagen: 
Solemne Eucaristía de Acción de Gracias por el Octingentésimo Aniversario de la Fundación de la Orden de Predicadores en Perù
Cuerpo: 

La Orden de Predicadores celebrò el 24 de mayo la Fiesta de la Traslación de Santo Domingo de Guzmán, nuestro Padre fundador. Esta fiesta conmemora al cambio de sepulcro de donde fue primitivamente sepultado, a las afueras de Bolonia, hasta un nuevo féretro en la Iglesia de San Nicolás, dentro de la misma ciudad. Al ser tan especial esta fecha para la familia dominica; la Provincia Dominica de San Juan Bautista del Perú, decidió tomar este día, como central dentro del año del jubileo, celebrando los 800 años de la fundación de la Orden de Predicadores.

El lugar fue la Basílica del Santísimo Rosario de Lima, la hora 5 de la tarde. La familia dominica en pleno, tiñó la basílica con los colores blanco y negro de sus hábitos. Cerca de un centenar de concelebrantes dominicos, franciscanos, diocesanos y congregaciones amigas que eran recibidos por el P. Prior Provincial Fray Juan José Salaverry OP. Seis obispo, entre los que se encontraba Mons. David Martínez, Dominico, obispo de Puerto Maldonado, Mons. Raúl Chao, obispo Auxiliar de Lima, Mons. Luis Bambaren, obispo emérito de Chimbote, Mons. Norberto Strogman obispo de Chosica, Mons. Jorge Enrique Izaguirre Rafael, Obispo de la prelatura de Chuquibamba y Presidia la Santa Misa Mons.James Patrick Green, Nuncio Apostólico de su Santidad en el Perú.

Al inicio de la Santa Misa el Padre Prior Provincial de la Provincia Dominica San Juan Bautista del Perú dio la bienvenida a tan distinguidos invitados y de manera especial al Señor nuncio Apostólico del santo padre

La liturgia especial preparada para este día y los cantos litúrgicos cuidadosamente escogidos, daban un marco impresionante a la celebración de los 800 años de la fundación de la Orden.

Mons. James Patrick Green dijo en su homilía que era una gran bendición poder celebrar el aniversario de la Orden de predicadores, en esta basílica de Santo Domingo, donde descansan los restos mortales de tres discípulos dominicos: Rosa, Martín y Juan Macías. Sentimos su presencia esta tarde, alegrándose con nosotros, por las bendiciones por quienes seguimos como Dante Alighieri, lo describe en el paraíso: “El santo atleta de Dios”.

En nombre del Santo Padre Francisco, a quien tengo el honor de representar en este país, agradezco la muy amable invitación para estar con ustedes hoy y presidir esta celebración aniversario. No sólo como representante del Santo Padre, sino también de manera personal, debido a mi profundo afecto y devoción a Santo Domingo de Guzmán expresó Mons. James Patrick Greem.

Para terminar su excelencia el señor Nuncio impartió la bendición Apostólica en nombre del Papa Francisco, confiando que van rezar por el Papa y por su Ministerio Petrino en este año de misericordia.

Que este aniversario este lleno de paz y de gracia para todos ustedes y al vez un gran regocijo para la iglesia, por Santo Domingo y su Familia espiritual, Que Dios los bendiga a todos, concluyò.

 

(28 de mayo de 2016)