Tocamos la belleza, tocamos a Dios

Subtítulo: 
Arte y espiritualidad
Imagen: 
Cuerpo: 

Bajo los auspicios de la familia Dominicana en Eslovaquia, la quinta Reunión Espiritual de Arte “Un toque de belleza” tuvo lugar en Eslovaquia del 17 al 19 de febrero del 2012. Fue organizado por la hermana Blažeja Furjeľová OP y Fr. Mannes Marušák OP. El año pasado descubrimos las cualidades y valores del silencio – el silencio en donde Dios nos habla- El tema de este año fue “La sencillez de una mujer a las raíces mismas de su cabello.” La hermana Blažeja explicó la elección de este tema de la siguiente manera: “Después del silencio, la mujer experimentó un silencio más profundo, internalizando su dolor y su amor de una manera sencilla.”

El programa “Un Toque de Belleza” tuvo muchas partes de oración común de Oficio, la celebración de la Eucaristía, lecturas, talleres y presentaciones.

Durante los talleres cerca de 150 participantes de todas partes de Eslovaquia tuvieron la oportunidad de explorar el misterio de la belleza a través de la palabra, música, cine, fotografía, pintura, madera, arcilla, joyería, textiles y también el arte de la tierra. La reunión estuvo marcada por un espíritu de compartir, de apertura y aceptación. Para algunas participantes esta reunión generó un deseo para una discusión más profunda y una vida más intensa con Dios.

A continuación describimos varias expresiones de las participantes:

“Un Toque de Belleza” trata sobre el toque. Sobre tocar por dentro. Sobre el toque del corazón de otro y esa es la manera más bella. Para mí fue una inspiración para los siguientes días y para mí fue un regreso a la humanidad.” Alicia

“Todo el mundo puede ser un artista. El espacio para el arte abre las profundidades de nuestros corazones y nos ayuda a conocernos unos a otros (de persona a persona). Es importante revelar cosas en su profundidad, verdad y bondad. Si tienes la paz de un ángel en tu corazón, tú eres capaz de percibir la gran profundidad de belleza y bondad en el mundo. Y eso no lo puedes mantener sólo para ti, sino que quieres convencer a los otros a través del arte…” F.r Dominik OP

Nos gustaría darles las gracias por tan sorprendente fin de semana en el que se llevó a cabo “Un toque de Belleza”. Al principio estábamos un poco preocupados de cómo nosotros que no somos artistas íbamos a poder integrarnos con los otros, pero pronto vimos que no hubo ningún problema con eso. Cada uno de nosotros inmediatamente fuimos absorbidos por el ambiente de creatividad que estaba por todos lados a nuestro alrededor. Al final, pudimos “tocar la belleza” gracias a la ayuda dispuesta de nuestras animadoras exponentes. Otras conferencias sobre muchas cosas nuevas e interesantes también capturaron nuestra atención. Nos sentimos realmente bien en el ambiente amistoso y buscamos  ser otra vez “artistas” a pesar de que somos estudiantes comunes y corrientes, atletas y a veces vagabundos.” Jovenes de Dunajská Lužná

“Estoy agradecida de haber podido unirme a “Un Toque de Belleza”. A pesar de la gran cantidad de gente, me sentí como miembro de la familia. Percibí que llegamos a conocernos unos a otros, juntos creamos algo nuevo y hablamos o simplemente estábamos unidos. Quisimos tener tiempo para algo de belleza sin salir corriendo a algún lugar. Sentí que Dios estaba con nosotros y entre nosotros en su bondad y belleza…” Hermana M. Savia OP

“Un Toque de Belleza” no puede ser definido con precisión porque no podemos mantenerlo en nuestras manos. Sólo queremos crear un espacio para ello. Creo que la belleza tiene el poder de transformarnos. La belleza final es Dios. Esta es la razón por la que organizamos tal encuentro. Fr. Mannes OP

“Un toque de Belleza” – si ese encuentro tiene alguna definición, no sería tan atractivo. “Un toque de Belleza” se trata de espontaneidad, creatividad, y especialmente de apertura del corazón y de amor en donde la gente se puede sentir como en una gran familia. A pesar de que la gran mayoría de los participantes no se conocían, hubo un sentido tangible de algo trascendental y místico en el ambiente. Ahí no había necesidad de saber todo de todos porque fue un encuentro donde sentías que Dios estaba en medio. La gente llegó a conocerse mejor. Fue suficiente para abrir nuestras mentes y nuestros corazones. Hermana M. Blažeja OP

Sr. Edita

Hermanas Dominicas de la Beata Imelda, Slovakia