Venezuela: Visita Canónica del Maestro de la Orden y Promesas Perpetuas

Imagen: 
Visita Canónica del Maestro de la Orden y Promesas Perpetuas
Cuerpo: 

En el marco de la visita canónica de Fray Bruno Cadoré, Maestro de la Orden de Predicadores al Vicariato Regional de Venezuela, se llevó a cabo la toma de promesas perpetuas a los laicos de las Fraternidades San Jacinto de Polonia y San Martín de Porres, ambas de Caracas, y a tres seglares de la fraternidad Beata Juana de Aza, del estado Barinas.

La ceremonia se celebró el 24 de septiembre, día de nuestra Señora de las Mercedes, en la capilla del convento Nuestra Señora del Monte Carmelo, ubicada en el sector Bello Campo de la Ciudad de Caracas con la asistencia de toda la familia dominicana: frailes, laicos, hermanas de vida apostólica de las siete congregaciones presentes en Venezuela y el Movimiento Juvenil Dominicano.

Una vez concluida la Eucaristía se invitó a toda la familia dominicana a un compartir fraterno y conversatorio con Fray Bruno Cadoré, donde expresó la necesidad de complementariedad, unión y orientación de esfuerzos entre frailes, laicos y religiosas de la Orden para cumplir con la misión de predicación.  Al día siguiente el Maestro viajó al interior del país, específicamente a las ciudades de Barinas y Barquisimeto para continuar con la visita canónica a los frailes del vicariato.

Aprovechando la oportunidad única de contar con la presencia del superior de todos los dominicos, formularon sus promesas perpetuas y renovaron promesas temporales, los seglares de las fraternidades Beata Juana de Aza y Santo Domingo de Guzmán. Las comunidades de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen, en Barinas y de la Parroquia Espíritu Santo, en Barquisimeto, acompañaron a los laicos dominicos de las mencionadas fraternidades en unas ceremonias sencillas pero muy significativas y llenas de alegría, donde algunos de nuestros hermanos expresaron ante el 82º sucesor de Santo Domingo de Guzmán, la ‘promesa de  continuar caminando un año más dentro del carisma de la Orden y otros, su compromiso definitivo de ser dominicos para toda la vida.

Finalmente Fray Bruno se despidió expresando su gran preocupación, acompañando con sus oraciones al pueblo venezolano al poder palmar de primera mano la cruda realidad que se vive en estas tierras, y expresando también su  gran satisfacción al ver el crecimiento y la acción pastoral desarrollada por toda la familia dominicana en Venezuela.

Willy Rafael Rivero, O.P., Presidente del Consejo Vicarial

 

(12 de noviembre de 2016)