Vicariato Provincial de la Provincia de Hispania en América del Sur: Capitulo y Cierre del Jubileo

Imagen: 
Vicariato Provincial de la Provincia de Hispania en América del Sur: Capitulo y Cierre del Jubileo
Cuerpo: 

Se propondrá al Consejo de la Provincia denominar al Vicariato "Antonio de Montesinos"

Del 23 al 26 de enero se llevó a cabo en Montevideo (Uruguay) el primer Capítulo del Vicariato de la nueva Provincia de Hispania en América del Sur con la participación de todos los frailes de Buenos Aires, Paraguay y Uruguay, el Prior Provincial, Fray Jesús Díaz Sariego OP, y el Síndico de la Provincia, Fray Fernando Vela OP.

El jueves 26 los frailes recibieron a un buen número de integrantes de la Familia Dominicana en Uruguay con quienes dieron cierre a las celebraciones del Jubileo por los 800 años de la Confirmación de la Orden.

El encuentro vicarial comenzó con un retiro predicado por Fray Rubén Lucero OP, quien animó la reflexión desde la perspectiva de la CLAR, invitando a vivir el seguimiento de Jesús desde el carisma dominicano y a asumir el ícono de la Visitación para ser portadores de la Buena Noticia de Jesús.

En la Eucaristía, el Vicario Provincial, Fray Rafael Colomé OP, en el contexto del Jubileo de la Orden, el Jubileo de la Misericordia y el Congreso para la Misión de la Orden, invitó a ser “luz de la tierra, con generosidad y sin mediocridades”.

Al día siguiente se compartieron temas relativos a la vida y misión del Vicariato, la presencia dominicana desde las Parroquias, la situación del Centro Santo Tomás de Aquino en Buenos Aires y la composición de las comunidades.

El miércoles 25, Fray Jesús compartió un informe general sobre la situación de la Provincia en el que indicó que lo más importante es hablar de personas y el modo en que están llevando la predicación en el lugar donde se encuentran. Remarcó que la Provincia “se está haciendo” y que hay que seguir creciendo en la relación entre esta y los Vicariatos. “No podemos quedar aislados unos de otros”, subrayó. En su informe se refirió, asimismo, a la importancia de acompañar a los hermanos mayores en clave de un itinerario pascual, valorando la gran experiencia que han acumulado a través de los años y a ayudarles a dar el paso al “último noviciado” de la vida. Igualmente insistió sobre la importancia del cuidado de la vocación en todas las etapas de la vida del fraile predicador.

Por su parte, el Síndico dialogó sobre la espiritualidad que debe tener como trasfondo la cuestión económica. Una espiritualidad que invita a ser siempre administradores (no propietarios) de los bienes, que posibilite de manera igualitaria oportunidad para todos, y orientada esencialmente al servicio de la predicación.

El jueves 26, fue elegido el nombre del Vicariato. La denominación anterior era  “Vicariato Provincial de la Provincia de Hispania en América del Sur”. El nombre que se propone al Consejo de la Provincia es “Vicariato Provincial Antonio de Montesinos en Uruguay y Paraguay”. De ser aprobado por dicho Consejo, se elevará al Maestro de la Orden.

Seguidamente, los frailes que participaron del Congreso Internacional para la Misión de la Orden, que se realizó en Roma del 17 al 21 de enero, compartieron sus experiencias.

Fray Jesús situó el contexto general del congreso y su importancia para la Orden. Fray Edgar Amado OP y Fray Santiago Fernández OP abordaron los contenidos generales de las conferencias y talleres en los que participaron.  Además de las luces que aportaron las distintas disertaciones (keynotes), tanto en los contenidos y como en la riqueza del encuentro entre los participantes, destacaron que fue una auténtica experiencia de universalidad y pluralidad de la Orden, donde se pudo vivenciar la comunión de la familia dominicana en un mismo deseo: renovarse en la misión de predicar el Evangelio.

Luego de hacer la evaluación del Capítulo, el Prior Provincial agradeció y valoró el aporte del Vicariato en estas tierras. Afirmó que el estilo de la presencia de la Orden en el Vicariato conecta muy bien con la Provincia y pidió a los presentes que enriquezcan con su experiencia al conjunto de la Provincia, dándole un nuevo aire.

“DIOS NOS ENVÍA A DONDE YA HA LLEGADO”

Por la tarde, los frailes sostuvieron encuentro con la familia dominicana del Uruguay para celebrar el cierre del Capítulo y del Jubileo con la Eucaristía presidida por el Prior Provincial.

En su homilía, Fray Jesús se centró en la lectura del Evangelio correspondiente al envío de los 72 según San Lucas (10, 1-12), resaltando que “la casualidad hizo que haya sido el texto que ha marcado el prólogo de las actas del último Capítulo General celebrado en el mes de agosto en Bolonia”. Su reflexión se detuvo en varias preguntas: ¿Cuál es la conversación que Dios ha iniciado con todos y cada uno de Uds.? ¿Qué aportan Uds. a esa conversación? ¿Qué ponen de su parte? ¿Cómo nos envía? ¿A dónde nos envía? ¿Cuáles son los frutos del envío?. El Prior Provincial subrayó que el envío a los dominicos es “de dos en dos”, “en comunidad”; que la predicación se ha de hacer “desde la amistad con Dios y desde Él”, que “nos envía a donde Él ya ha llegado” para “hacerse presente a través nuestro”.

Finalmente invitó a los presentes a volver a meditar el texto en los días siguientes para que “lancen” preguntas al texto desde su propia experiencia y desde su propia vida, “porque lo dicho en el texto quiere dialogar con la vida de cada uno de Uds.; quiere establecer esa conversación”.

Luego de la celebración, en un ambiente festivo y fraterno, se compartieron ecos del Congreso para la Misión de la Orden, en el que estuvieron presentes también los laicos de Uruguay Adriana Porteiro y Paulo Olascoaga.

Finalmente se compartió la cena culminando con alegría y las ilusiones renovadas para encarar la misión en este nuevo año.

En base a la crónica de Fray Edgar Amado Toledo OP

 

(30 de enero de 2017)