Comisión Internacional Dominicana de Justicia y Paz – Reunión 2020

Por primera vez, esta reunión se llevó a cabo virtualmente, debido a las restricciones a causa de la pandemia
Por primera vez, esta reunión se llevó a cabo virtualmente, debido a las restricciones a causa de la pandemia

CIDJP REUNIÓN 2020

La Comisión Internacional Dominicana de Justicia y Paz (CIDJP) celebró su reunión anual del 1 al 7 de octubre. Por primera vez, esta reunión se llevó a cabo virtualmente, debido a las restricciones a causa de la pandemia. Afortunadamente, esto no fue un impedimento para que la comisión se reuniera, evaluara y trabajara en un plan de acción para 2021. Por cuarto año, tuvimos el privilegio de contar con los servicios de Patrizia Morgante como facilitadora, Laurence Blattmer como secretaria y fr Sixto Castro como intérprete. 

Esta comisión está conformada por el Promotor General de Justicia y Paz y delegado permanente en la ONU, fr. Mike Deeb; la Promotora Internacional de Justicia y Paz – DSI, hermana Cecilia Espenilla; la hermana Dusty Farnan, representante de la Conferencia de Liderazgo Dominicano (DLC) ante la ONU en Nueva York; la hermana Margaret Mayce, coordinadora de DSI; los promotores regionales de Justicia y Paz por continente: fr Victor Calvo y la hermana Teresa Dagdag de Asia; fr Xabier Gómez y la hermana Marie Monnet de Europa; fr Emmanuel Mulu y la hermana Mary Tuck de África; fr Ricardo Guardado y la hermana Marcela Soto de América Latina y el Caribe; fr Brendan Curran y la hermana Reg McKillip por América del Norte; sor Irene Díaz representando a las monjas; Duncan MacLaren y Teresita Tenti por el laicado; Mónica Marco por el IDYM. Fr Aniedi Okure, quien próximamente reemplazará a fr Mike, también asistió. 

Al inicio de nuestra reunión tuvimos la oportunidad de compartir con el Maestro de la Orden, Fr. Gerard Timoner OP, y la hermana Margaret Mayce sobre las nuevas direcciones de la Orden y el impacto de COVID-19.

Cada miembro compartió los aspectos más destacados de su trabajo durante el año pasado, centrándose especialmente en la realidad mundial y en cómo está afectando a nuestro trabajo actual, y sus perspectivas sobre cómo reconstruir mejor después de Covid. Incluso cuando las realidades no son las mismas, encontramos varios puntos en común como la necesidad de formación en justicia y paz para los promotores de cada región, los beneficios de la colaboración y la comunicación como Familia Dominicana, y la importancia de construir puentes con los jóvenes dominicanos para estar activos en la misión de J&P.

Durante la reunión, por primera vez, tuvimos la oportunidad de conocer y compartir con los equipos que representan a la Orden en las tres oficinas de las Naciones Unidas en Ginebra, Viena y Nairobi a través de nuestra ONG, Dominicos por la Justicia y la Paz. Al conocer más sobre su trabajo y evaluar cómo nuestra red puede tener mayor visibilidad e impacto en la defensa de los derechos humanos en la ONU, surgió la posibilidad de una colaboración más profunda entre la comisión, la delegación y la ONG de las hermanas, DLC, en Nueva York.

Un punto importante que salió a relucir varias veces durante nuestra reunión fue la necesidad de mantener y mejorar la comunicación, “exprimiendo” todos los medios posibles, incluyendo los espacios online de nuestras entidades. Y hacerlo en una perspectiva muy amplia: entre nosotros en la comisión, con estructuras regionales y nacionales de justicia y paz, dentro de la Familia Dominicana…. En resumen, para aprovechar al máximo todas las posibilidades, tenemos que hablar por la justicia y la paz con una sola voz.

Como de costumbre, tuvimos un espacio específico dentro de la reunión para tener reuniones por rama: hermanas juntas; frailes juntos, unidos por primera vez por seis socios regionales del Maestro de la Orden; y laicos, jóvenes y monjas juntos, unidos por los Promotores Generales para el Laicado y las Monjas, también por primera vez. Esto permitió un rico intercambio de cuestiones particulares y la posibilidad de integrar los planes de acción para 2021.

Por último, pero no menos importante, hablamos de cómo ayudar a la familia dominicano a promover mejor los ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) de la ONU; cómo profundizar el Proceso de Salamanca buscando respuestas teológicas a las cuestiones clave a las que se enfrentan los habitantes de nuestras regiones y compartiéndolas con el grupo de trabajo encargado por el último Capítulo General; cómo asegurar la formación de los promotores congregacionales y provinciales; y finalmente dimos un paso adelante al finalizar -después de cuatro años – nuestro documento sobre Una Espiritualidad de Justicia y Paz, que necesariamente vincula nuestra misión de predicación con la lucha por la justicia, la paz y la integridad de la creación. Sin duda podemos decir que fue una reunión muy fructífera y que el trabajo de la comisión está avanzando.

Finalmente, nos tomamos un tiempo para agradecer y despedirnos tanto del fray Mike como de la hermana Cecilia, ya que sus mandatos llegan a su fin; y le dimos una calurosa bienvenida al fray Aniedi, así como a las hermanas Margaret y Dusty, quienes asumirán el cargo de Promotores Internacionales de la DSI-JPIC hasta que se encuentre a alguien más.

Mónica Marco, Mike Deeb, Cecilia Espenilla

Leave a Comment

Datos de Contacto

 Piazza Pietro d'Illiria, 1 | 00153 Roma | Italy

 info@curia.op.org

 +39.06.579401

Red social