Reunión de los estudiantes dominicanos de Historia (Roma 22-25 de septiembre de 2020)

Encuentro de dominicos, estudiantes  de historia, organizado por el Instituto Histórico de la Orden en colaboración con el Archivo General y la Postulación General.
Estudiantes dominicanos de Historia. Convento Santa Sabina, Roma

Del 22 al 25 de septiembre de 2020 se celebró en Roma un encuentro de dominicos, estudiantes  de historia, organizado por el Instituto Histórico de la Orden en colaboración con el Archivo General y la Postulación General. Después del último encuentro de este tipo en el año jubilar 2016 en Toulouse, cuna de la Orden, el Instituto invitó a jóvenes hermanos y hermanas dedicados a los estudios históricos. Esta vez se encontraron en la Ciudad Eterna. Seis frailes de cuatro Provincias (Toulouse, Santo Domingo en Italia, Colombia y Bélgica) participaron en el encuentro que tuvo lugar en los locales del Archivo General en el Convento de Santa Sabina en la colina del Aventino.

Después de una apertura informal con cena y recreación con los frailes de la Curia General y del Convento el martes 22 de septiembre, el programa oficial comenzó el miércoles por la mañana con un encuentro con el Maestro de la Orden Fray Gerardo Francisco Timoner III y su Socio para la Vida Intelectual Fray Pablo Sicouly. En su discurso, el Maestro recordó la Ratio Studiorum Generalis no. 7 que cita a San Alberto sobre la importancia de la comunidad y la fraternidad en nuestra vida de estudio: in dulcedine societatis quaerens veritatem.  Como dijo el Maestro, el estudio es esencial para entrar en una comunidad de personas que buscan la verdad; en el caso de los que participan en la reunión, esta búsqueda de la verdad es a través de la perspectiva de la ciencia de la historia. Además, Fray Gerard recordó la importancia de los estudios históricos en la Orden, destacando cuatro puntos: 

  1. Así como los Provinciales, la Curia General, los formadores y otros ayudan a mantener la comunión en la Orden en su sentido sincrónico, los historiadores de la Orden ayudan a servir a la comunión en su sentido diacrónico, es decir, que estamos en comunión y en continuidad fundamental con la Orden a lo largo de la historia.
  2. La historia protege contra cualquier tendencia fundamentalista en la Iglesia, incluso en la Orden.
  3. La historia corrige algunos de nuestros preconceptos erróneos sobre el pasado.
  4. La Orden necesita a nuestros hermanos y hermanas historiadores para que podamos ser fieles al carisma de la Orden, que no está “congelado” en una “edad de oro” idealizada, sino que crece y se desarrolla con los cambios históricos, pero esforzándose por permanecer fiel a las fuentes del carisma originario, es decir, el don que Domingo recibió para ayudar a construir la Iglesia. 

El primer bloque de la reunión continuó con una breve presentación de la historia del Instituto Histórico, establecido hace 90 años, y sus actividades actuales por parte de Fray Viliam Stefan Dóci, Presidente del Instituto. Fray Gabriel Peter Hunčaga, medievalista y miembro del Instituto Histórico, ofreció una reflexión sobre el significado de la investigación histórica en la Orden, la relación entre la historia y la teología, el papel del conocimiento de la historia en la formación de la identidad del ‘cuerpo’ de la Orden,  y, por último pero no menos importante, el potencial de la predicación dominicana a través de la colaboración de los historiadores dominicanos con historiadores de fuera de la Orden y de la Iglesia. Declaró: “Debido a que nuestra historia, a lo largo de la existencia de la Orden, está ocurriendo en una relación ‘con el mundo’, tenemos algo que ofrecer a la gente fuera de la Orden y la Iglesia”.

Durante el segundo bloque, Fray Augustin Laffay, Archivero de la Orden, presentó el Archivo General como el archivo oficial del Maestro de la Orden y de la Curia General: habló de su rol como depositario, que sirve como una rica fuente de información para los historiadores. También señaló la necesidad de un orden claro de los documentos, presentó el catálogo del Archivo y ofreció a los frailes un emocionante recorrido por las estanterías del depósito. La “”Tarde de los Archivos” continuó con la primera presentación de los participantes en el seminario: Fray Inocencio Smith, que actualmente está trabajando en su disertación en la Universidad de Ratisbona sobre la historia de la liturgia dominicana en el siglo XIII, presentó los manuscritos litúrgicos conservados en los archivos de Santa Sabina.

En la mañana del jueves 24 de septiembre, el grupo visitó la biblioteca del Instituto Histórico, situada en la Universidad de Santo Tomás de Aquino (Angelicum), y los Archivos de la Provincia Dominicana Romana en el Convento de Santa María Sopra Minerva. La sesión de la tarde se abrió con una presentación de la hermana Sabine Schratz de la Congregación Dominicana Cabra, miembro del Instituto Histórico, que habló sobre su proyecto de investigación “Censurar a Newman: Joseph Mullooly OP (1812-1880) y la infalibilidad papal”: está dedicado al fraile dominico irlandés de San Clemente, a quien se le confió la tarea de examinar un trabajo “sospechoso” del recientemente canonizado John Henry Newman. La hermana Sabine, que no pudo viajar a Roma desde Dublín debido a las medidas del Covid-19, participó en la mayoría de las sesiones del seminario por videoconferencia. A continuación se hicieron otras tres presentaciones de los participantes en el seminario. El hermano colombiano Juan Francisco Correa Higuera, que está estudiando para su doctorado en París, habló sobre “Las dos visiones para la restauración de la provincia dominicana colombiana en el siglo XX: frailes colombianos y franceses que trabajan en el mismo proyecto”. El hermano Anton Milh, doctorando en Historia de la Iglesia en la Universidad de Lovaina, ofreció una presentación titulada “Une épineuse question (Una cuestión espinosa). Los dominicos flamencos y el nacionalismo, 1914-1945”. Fray Albert Casella, de Milán, concluyó el panel presentando su anterior investigación sobre “Bartolomé de Bolonia y la escuela tomista en Armenia en los siglos XIV y XV como ejemplo de interculturación”.

El último panel del viernes 25 de septiembre no fue menos emocionante que los anteriores: Fray Gianni Festa, el Postulador General de la Orden, comenzó hablando sobre el desafiante trabajo del Postulador General, especialmente desde la perspectiva de un historiador. Utilizando varios casos como ejemplos, mostró la importancia de un trabajo histórico preciso para el éxito de un proceso de beatificación o canonización. Presentó a los participantes algunos documentos conservados en los Archivos Generales de la Orden y explicó cómo los documentos producidos en relación con una causa pueden utilizarse como fuentes para investigar diversos aspectos de la historia.Los tres días intensivos fueron una oportunidad especial para aprender nuevas cosas sobre el rico pasado de nuestra Orden, así como para intercambiar ideas sobre las posibilidades de una colaboración. Por parte de los miembros del Instituto Histórico, existe por supuesto el deseo de que los jóvenes religiosos que han aceptado la invitación al seminario tengan mucho éxito en sus estudios e investigaciones.  

Leave a Comment

Datos de Contacto

 Piazza Pietro d'Illiria, 1 | 00153 Roma | Italy

 info@curia.op.org

 +39.06.579401

Red social