Recepción de la Encíclica Fratelli Tutti por la Familia Dominicana de América latina y el Caribe

Evento organizado por el equipo CIDALC

Con el objetivo de facilitar la comunicación entre entidades, promover el diálogo en torno a temas de interés común, y apoyar la formación continua de la familia dominicana en América Latina y el Caribe, el equipo coordinador de la Conferencia Interprovincial de los Dominicos en América Latina y el Caribe (CIDALC), organizó el día 4 de diciembre a las 16:00 hora de Lima, Perú, un Coloquio on line sobre la Recepción de la encíclica Fratelli Tutti. En esta reunión participaron hermanas, monjas, religiosas, laicos y frailes de la familia dominicana de toda América latina y el Caribe. Según datos de las plataformas digitales, el evento ha tenido más de 2.000 reproducciones.

Como bien sabemos, Fratelli Tutti es la tercera encíclica del pontificado del Papa Francisco y en ella llama a la humanidad entera a descubrir en el amor una fuerza que debe transformar las relaciones internacionales, la política, la economía y la cultura; pero más allá de este mensaje de esperanza y acción, en este encuentro se ha querido hablar sobre lo que ha significado para los dominicos y dominicas de América Latina y a qué los llama en la presente situación que vive el mundo.

El encuentro inició con la bienvenida a cargo de fr. Luis Javier Rubio, Socio del Maestro de la Orden para América Latina y el Caribe y Presidente de CIDALC, quien destacó la importancia de realizar eventos como este en el que juntos como familia dominicana podemos reflexionar y soñar sobre nuestro ser y quehacer como hijos e hijas de nuestro patriarca Domingo en esta parte del mundo. Posteriormente a la bienvenida y exhortación al trabajo conjunto, realizamos todos juntos la oración del encuentro preparada por sor Adriana Colombres, del monasterio de Buenos Aires, Argentina.

Luego de la oración y de la presentación de los ponentes, inició su exposición sor Genoveva Saénz Quispe DIC, con una reflexión bíblica sobre la parábola del Buen Samaritano y la dimensión misericordiosa expresada en el evangelio según San Lucas, texto en el que se inspiró el Papa para escribir esta encíclica. Sor Genoveva amplió lo que representa esta dimensión samaritana para las hermanas dominicas en América Latina y en general para la familia de Domingo en este tiempo de pandemia, el estar atentos a la necesidad de nuestros hermanos sufrientes dejados al lado del camino.

La siguiente ponencia estuvo a cargo de fray Gonzalo Ituarte Verduzco, fraile de la Provincia de México. Él nos invitó a la renovación de nuestro compromiso con la búsqueda de la verdad, recordando que “este es nuestro lema, pero no debe ser nuestra espada”, es decir debemos como dominicos realizar una itinerancia intelectual, para que saliendo de nuestras seguridades, nos arriesguemos a descubrir y enriquecernos con las verdades que se encuentran en otras culturas y en otras religiones para construir sociedades más inclusivas y solidarias como nos anima Fratelli Tutti. Allí hay una gran tarea para la Orden que está llamada a anunciar el evangelio en todos los rincones de la tierra; también recordó parte de nuestra historia y a este respecto la invitación hecha por diversos capítulos generales para asumir esta tarea.

La tercera ponencia estuvo a cargo del Dr. Jelson Oliveira, laico dominico de Brasil. El Dr. Jelson inició pidiendo oraciones por los miles de muertos, víctimas de la pandemia del Covid 19. La pandemia ha revelado las desigualdades de América Latina: salud, educación, medios de comunicación, etc., por lo que pidió a todas las ramas de la Orden hacer un esfuerzo intelectual para comprender el mundo en el que vivimos y después hacer otro más en el orden de la acción para participar desde la compasión  en el esfuerzo de transformación de este mundo en Reino de Dios con acciones políticas que vayan más allá de la confrontación entre izquierdas y derechas y busquen un auténtico desarrollo humano.

Una vez terminadas las ponencias principales, el moderador del evento presentó a la familia dominicana de la región los nuevos integrantes de la Curia General, quienes colaborarán en la tarea que tiene el Maestro, fray Gerard Timoner, de acompañar en el desarrollo de la Orden. Así fueron presentados fr. Florentino Bolo, de la Provincia de Filipinas, que ahora es el Socio del Maestro de la Orden para la Vida Apostólica; luego fue presentado fr. Juan Ubaldo López Salamanca, de la Provincia San Luis Bertrán de Colombia, como nuevo Promotor General del Laicado Dominicano, y finalmente fr. Fernando García, de la Provincia de México, recién nombrado Promotor de las Monjas de la Orden. Cada uno tomó la palabra para explicar su nueva función y expectativas al iniciar su trabajo.

Luego de las referidas presentaciones, se dio paso a la puesta en común de los “ecos” a las ponencias presentadas por diversos miembros de la familia dominicana de diversas entidades. Iniciamos este momento con la presentación de la Dra. Marianella Parra Montero, laica dominica de Perú y doctora en Derecho Civil; fr. Kleyver José García, Vicario provincial de Venezuela, de Venezuela; fr. Edgar Rubén Olmedo, hermano paraguayo y que realiza su trabajo pastoral en Uruguay. Posteriormente habló fr. Fernando Delgado, de la Viceprovincia de Bolivia y secretario de CIDALC sobre la recepción de la encíclica FT en la familia dominicana de su país. Todos ellos destacaron la importancia de la organización del encuentro y la grave tarea que tenemos como miembros de la familia dominicana en poner en práctica las grandes líneas pastorales que aparecen en el documento en cada nación, poniendo especial atención en aquellos que se encuentran en las situaciones de marginación: pobres, mujeres, migrantes, etc…

Después de los “ecos” de nuestros hermanos correspondió a fray Carlos Cáceres, Provincial de Centroamérica, hacer una síntesis de lo expresado por cada ponente y ofrecer las conclusiones del encuentro. Fray Carlos subrayó con acierto las principales líneas pastorales teológicas y espirituales de lo expresado por nuestros expositores relacionados con las tareas que hoy se abren para la familia dominicana en nuestra región.

Para concluir fr. Diego Orlando Serna, Provincial de Colombia, invitó a los participantes a dar gracias por nuestro evento con un momento de oración y la bendición en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Leave a Comment

Datos de Contacto

 Piazza Pietro d'Illiria, 1 | 00153 Roma | Italy

 info@curia.op.org

 +39.06.579401

Red social