Intervención del Monseñor Mons. David Martínez de Aguirre Guinea, secretario especial del Sínodo

Exhortación Apostólica Postsinodal “Querida amazonia” del santo Padre Francisco al pueblo de Dios y a todas las personas de buena voluntad.

“Querida Amazonía” fue publicada el 12 de febrero por el Papa Francisco. En Plena presentación, se dio paso a la intervención del Monseñor Mons. David Martínez de Aguirre Guinea, secretario especial del Sínodo. 

El Monseñor David, misionero dominico, saludó por medio de un video con el fondo verde de la selva y el río: “Desde Puerto Maldonado, en plena selva Amazónica, a orillas del río Madre de Dios, nos queremos unir a esta fiesta de la presentación de la Exhortación postsinodal del Papa Francisco…”

En Puerto Maldonado, el Papa convocó al Sínodo.

El Moseñor David, recordó al auditorio, aquel 19 de enero de 2018, el Papa en su visita a Puerto Maldonado dio inicio a la historia del Sínodo Amazónico, desde aquella tarde se inició el proceso de escucha a los nativos de la Amazonía. Fueron trabajando los nuevos caminos para la iglesia y la Ecología integral. También recordó, “En octubre del 2019, el Papa convocó a Roma y quiso poner la Amazonía en el corazón de la iglesia, aun a riesgo de que le desordenáramos un poco la casa. Soy testigo de la ilusión con la que muchos de nuestros hermanos indígenas llegaron al Vaticano y allí se sintieron uno más. Sus anhelos y preocupaciones fueron escuchadas. Y juntos, con los obispos y misioneros y misioneras compartimos la pasión por anunciar a Cristo en medio de nuestras dificultades.”

No es un camino cerrado, sino una luz en un camino que continúa.

“Y hoy el Papa francisco, fruto de todo ese proceso, nos regala esta exhortación “Querida Amazonía”, el título ya es un reflejo del corazón del Papa que muestra un profundo amor por este territorio tan particular y por sus pueblos. La exhortación es un poema de amor proclamado a toda la iglesia universal y a todas las personas de buena voluntad. Es un poema que llora por todos los crímenes e injusticias y que se maravilla también contemplando las maravillas de estas selvas y de sus habitantes.”

“El papa, una vez más, no nos ofrece una meta, un camino cerrado, quiere ser luz en un camino que continúa. Por eso la exhortación que se complementa-nos dice el Papa- con el documento postsinodal genera procesos, anima a trascender las tenciones y a seguir buscando nuevos caminos de consenso para responder a los llamados de Cristo que nos invita a soñar con su Reino, presente en lo social, en las culturas, en la ecología y en la iglesia.”

Finalmente, Fray David Martínez, agradeció al Papa Francisco por “el ánimo y el impulso que nos das. Su Exhortación “Querida Amazonía” nos hace sentir más de cerca el amor de Cristo y de la Iglesia por nosotros y nos impulsa a asumir el gran reto que tenemos de estar cerca de los más vulnerables y con ellos cuidar nuestra casa común. Gracias Papa Francisco.”

Fray David Martínez, después también ha respondido algunas preguntas, presentamos un extracto de sus respuestas: 

¿Qué le llama la atención, de la Amazonía, al Papa Francisco?

Al Papa Francisco le llama la atención, la belleza de la Amazonía; el título “Querida Amazonía” muestra que el papa se deja enamorar. También pone atención en el llanto de la Amazonia, campesinos, nativos, afrodescendientes, rivereños, rodeados y afectados en sus vidas por el creciente extractivismo. Al Papa le llama la atención la corrupción de las instituciones que acaban haciendo de la tierra una instrumentalización; y luego, el desamparo en que se deja a los pueblos, a quienes no se les toma en cuenta para las decisiones importantes sobre las políticas extractivistas en la Amazonía. Le llama la atención, la destrucción de este ecosistema tan clave para toda la casa común, los procesos de colonización de la Amazonía con la perdida de las culturas, de las raíces. Le preocupa la necesidad del anuncio de Cristo en la Amazonía como una esperanza y como un motor para el cambio y la conversión. Es como una concreción de los documentos, Laudato Si (2015) y la Evangelii Gaudium (2013), tan importantes en el Magisterio del Papa Francisco.  

¿Es una gran lucha contra la política extractivista de recursos de cada país?

El Papa está lidiando una tremenda lucha contra este paradigma democrático y contra la globalización. Es consiente del extractivismo, por ello está movilizando no sólo a la iglesia amazónica, también a la iglesia universal y. a las personas de buena voluntad porque el papa es consiente de que los problemas de la Amazonía no solo se generan en la Amazonia, sino que son consecuencias de las políticas de los mercados universales. El Papa está invitando al cambio de paradigma, dejar de entender la Amazonia como un recurso y empezar a mirarla como una casa, dejar de pensar en utilizarla, sino en amarla. La globalización de la solidaridad frente al sistema global de la exclusión. El papa es consiente de su lucha titánica y nos quiere embarcar a todos, en este compromiso por cuidar la casa común.

¿Qué se entiende por “iglesia católica con rostro amazónico”?

Es una iglesia que asume su identidad amazónica. La Amazonía esta formada por muchos pueblos, culturas. Otros pueblos, por nativos, migrantes; es diversa. Es una iglesia que ama, la cuida, la defiende, la siente como casa más que como recurso. Es una iglesia rica en colorido de rostros de todos los que la pueblan. Comprometida con la causa de sus pueblos, sus preocupaciones, sus luchas. Descubre a Cristo, lo predica con decisión y sin complejos; sabedora y consiente que en Cristo encontramos los anhelos de todos los pueblos.

¿Cómo aterrizar en acciones de la iglesia el contenido de la exhortación “Querida Amazonia”?

El papa considera que la intervención de la iglesia en la amazonia, se hace desde la experiencia de Jesucristo. Por eso la exhortación, casi la mitad, está dirigida a ese sueño eclesial, a esta comunidad que anuncia a Jesucristo y que recibe el mensaje de Cristo y desde allí se mueve a una situación social concreta, del cuidado de los más vulnerables, de los ríos, de los bosques. El papa no concibe la separación entre lo espiritual y lo social, sino que lo uno conlleva y desencadena lo otro, una espiritualidad cristológica nos lleva a la espiritualidad encarnada de la acción, unas acciones concretas en defensa de los más pobres y de la amazonia amenazada.

El Papa lo promueve desde los valores de las comunidades que celebran la fe, de una manera inculturada, teniendo en cuenta la riqueza de los pueblos, sin tener que considerar que los mitos o ciertos elementos simbólicos ya considerarlos a priori como paganos, o ídolos. El Papa, nos anima a descubrir las semillas del verbo presente en estas culturas, no a lanzar juicios temerarios, rápido, nos anima a pensar una ministerialidad, a un servicio dentro de la iglesia, que sean ricos y fundamentados en los laicos mas que en los clérigos, allí pone la fuerza, las bases de la iglesia, el laicado, el movimiento de las bases, la gran mayoría. Nos presenta, la necesidad que desde el laicado se ejerzan esos ministerios de sostenimiento de la comunidad y ministerios del cuidado de la tierra y de los más pobres. Desde unas comunidades fortalecidas, enriquecidas, que bebiendo de la fuente que es Cristo se comprometen con la lucha social y con la lucha ecológica.

Agradecemos al Monseñor David por sus palabras. Rogamos a Dios nos siga contagiando el amor a la Amazonia en la que entregaron su vida cientos de misioneros dominicos y misioneras dominicas, acompañando espiritualmente y promoviendo la educación de sus pobladores. El grito de la Amazonia es ya universal y también está en el corazón de la Orden de Predicadores.

por Javier Abanto, O.P.

Documento completo: Exhortación Apostólica Postsinodal “Querida amazonia” del santo Padre Francisco al pueblo de Dios y a todas las personas de buena voluntad.