Más de 27 novicios y seis maestros de novicios de Europa, se reunieron virtualmente a través de la plataforma Zoom para una presentación de fray Gianni Festa, O.P., Postulador General de la Orden sobre la espiritualidad dominicana titulada, “Redescubrir el rostro del Padre en los rostros de sus hijos e hijas hoy”.

Fray Gianni comenzó diciendo que 2021 será un año importante para la Familia Dominicana ya que celebramos y recordamos el octavo centenario del “dies natalis” de nuestro padre fundador. El término “Padre” fue intencional porque un gran número de hombres y mujeres, a lo largo de los siglos, han reconocido el carisma de paternidad de santo Domingo, y han encontrado amparo en él como hijos e hijas, hermanos y hermanas. “Fundador” también fue intencionado porque, escuchando la voz del Espíritu, atento a los signos de los tiempos y dispuesto a discernir la voluntad de Dios en los acontecimientos y las personas que encontró en su viaje itinerante, dio vida a la Orden de Predicadores.

El Postulador General observó que santo Domingo transmitió misteriosamente y reveló su santidad, al gran número de beatos y santos que desbordan nuestro calendario litúrgico. No es una cuestión de historia o de santidad exclusiva, sino de una santidad viva, universal y vibrante que va más allá de los límites y las fronteras del tiempo, el lenguaje, la cultura y la geografía. Incluso hoy, nuestros bienaventurados y santos nos invitan a no olvidar el ejemplo y el legado de nuestro santo Padre. Tanto hoy como ayer ellos nos animan a seguir sus pasos y a confiar en su amistad y ayuda.

Fray Gianni habló de los atributos y virtudes heroicas de los hombres y mujeres del siglo XX, miembros de la Orden, que están en proceso de canonización, como Marie-Joseph Lagrange, Juan González Arintero, el obispo y mártir de Argelia Pierre Claverie, el apóstol de las prisiones y hombre de compasión Jean-Joseph Lataste, el apóstol de la Amazonia José Álvarez Fernández (« Apaktone »), los mártires Giuseppe Girotti, Maura Clarke e Ita Ford, Jean Donovan, Dorothy Kassel, Katerina Abrikosova, los laicos Giorgio La Pira, Piergiorgio Frassati, Élisabeth Leseur y Tilde Manzotti.

De ellos, nuestros hermanos y hermanas santos, aprendemos que la santidad dominicana siempre ha sido considerada como un poderoso medio de formación, unidad, tradición e identidad para la Orden. Estudiar y leer aquello que han escrito o hace referencia a estos santos hombres y mujeres, sobre cuyos hombros estamos, no sirve solamente para saber cómo y de dónde venimos, sino que es esencial para saber cómo debemos vivir y hacia dónde debemos dirigir nuestras vidas.

Fray Gianni, antes de comenzar la presentación, citó a Simone Weil, “El mundo necesita santos que tengan genio, como una ciudad devastada por la plaga necesita médicos”. Qué cita tan oportuna que nos inspira a escuchar la voz del Espíritu, estar atentos a los signos de los tiempos y discernir la voluntad de Dios como dominicos.

Datos de Contacto

 Piazza Pietro d'Illiria, 1 | 00153 Roma | Italy

 info@curia.op.org

 +39.06.579401

Red social