Después de la erección del Monasterio del Santísimo Sacramento, Ilorin, el Maestro de la Orden, fray Gerard Timoner, OP, acompañado por su Socio para África, fray Charles Ukwe, OP, realizó una visita fraterna a la Provincia de San Agustín, África Occidental, del 28 de junio al 1 de julio.

Visitaron el Convento de Santo Domingo, en Abidjan, Costa de Marfil, comunidad de formación, donde se reunieron con los frailes estudiantes, el consejo de formación, el capítulo conventual, el consejo provincial y el laicado dominicano. El estudiantado cuenta con estudiantes de seis entidades diferentes de la IAOP. El Maestro se alegró de esta colaboración entre las entidades de la IAOP. Les animó a seguir siendo fieles a su vocación.

El 29 de junio, el Maestro, su Socio y el provincial, fray Bertrand Akpagbe, OP, partieron de Abidjan hacia Cotonú, República de Benín. En el convento de Santo Domingo, que también alberga su noviciado, se reunieron con los novicios, el maestro de novicios y el resto de los frailes del convento. Visitaron al arzobispo, fray Roger Houngbedji, OP y luego realizaron una visita al Proyecto Songhai en Port Novo. Fray Godfrey Nzamujo, OP, les hizo recorrer el lugar. Se trata de un enorme proyecto que pone en práctica el pensamiento del Papa Francisco expresado en Laudato Si. Fray Godfrey inició este proyecto hace más de 35 años. Maximiza la producción conservando el medio ambiente. Una cadena alimentaria ecológica permite de no desperdiciar nada. Los residuos de un organismo de la cadena alimentaria son el alimento de otro. Los rendimientos son impresionantes. El proyecto alberga cultivos, cría de animales, producción de diferentes tipos (comestibles, bebidas, jabón, miel, harina de yuca y camote, pan, galletas, etc). También existe una sección de fabricación de máquinas y herramientas que se venden a agricultores de algunos países africanos.

BENDICIÓN DEL COLEGIO DOMINICANO, ABUJA

El Maestro y su Socio regresaron a Lagos el 1 de julio. Al día siguiente, volaron a Abuja, la capital federal, para la bendición del recién construido Dominican College. La misa fue celebrada por el obispo Ayo-Maria Atoyebi, OP. Asistieron muchos dominicos y algunos sacerdotes diocesanos.

En su homilía, el provincial de Nigeria y Ghana, fray Richard Ogedengbe, OP dijo que la bendición del Dominican College en la fiesta de Santo Tomás Apóstol es un testimonio de que la Divina Providencia no puede ser detenida por nuestra falta de confianza humana. “Nuestras dudas y temores no pueden cambiar la Providencia de Dios a través de la generosidad de personas de buen corazón que creen en la visión y la misión de los dominicos”.

El objetivo, dijo fray Richard, es garantizar una formación integral de los jóvenes proporcionando una educación de calidad para los hijos tanto de los ricos como de los pobres. Para lograrlo, el colegio ha emprendido la opción por los pobres incluyendo en su plan la creación de un fondo de becas para indigentes que se encargue de los niños no escolarizados y de los estudiantes indigentes. Al final de la misa, el Maestro de la Orden realizó la ceremonia de bendición del Colegio.

Durante la recepción, pronunciaron discursos los benefactores y benefactoras que habían contribuido grandemente a la construcción del Dominican College. Uno de los patrocinadores de los edificios se ofreció a dar una beca de seis años a un par de estudiantes.

Fray Steve Ogbe, OP, Presidente de la Sociedad de Apoyo a las Vocaciones, quien coordinó la recaudación de dinero y la construcción del Colegio, expresó su agradecimiento a todos los que hicieron contribuciones monetarias al proyecto, particularmente, a todos aquellos que patrocinaron los diferentes cuerpos del edificios, los salones y la puerta del colegio.

Fr. Charles Ukwe, OP