Prot. 50/21/094 Message Irak

Roma, el 3 de marzo de 2021

Monseñor Youssif Thomas Mirkis, Arzobispo de Kirkuk y Sulaimanya
Monseñor Michael Najeeb, Arzobispo caldeo de Mosul y Akra
Sor Clara Nas, Superiora General de las Hermanas de Santa Catalina de Siena
Sor Bernadette Youssef, Viceprovincial para Oriente Medio de las Hermanas de la Presentación
Fray Rami Simon, Superior de la Casa de la Epifanía en Bagdad
Fray Najeeb Sarmad, Superior de la Casa de Santo Domingo en Erbil
Y a los laicos dominicos en Irak

Queridos hermanos y hermanas de Irak,

A pocas horas de la visita de nuestro Papa Francisco a Irak, queremos renovar nuestra oración por todos los habitantes de su país. En este Año Jubilar para la Orden de Predicadores, encomendamos de manera especial a la intercesión de nuestro padre santo Domingo, a ustedes que están asumiendo importantes responsabilidades en Irak, en su calidad de Arzobispos y Superiores de nuestras comunidades dominicanas, y a ustedes, hermanos, hermanas y laicos de la Familia Dominicana en Irak, que con su testimonio se esfuerzan por ser constructores de paz con quienes encuentran.

Junto con los hermanos de Santa Sabina, rezamos para que esta visita sea una oportunidad de encuentros fraternos que puedan ayudar a establecer nuevas bases para la reconciliación y la paz duradera en su país, tan marcado por la violencia. Hacemos nuestra la oración del Papa Francisco pidiendo al Señor que «prepare nuestros corazones al encuentro con los hermanos más allá de las diferencias de ideas, lengua, cultura, religión; que unja todo nuestro ser con el aceite de la misericordia que cura las heridas de los errores, de las incomprensiones, de las controversias; la gracia de enviarnos, con humildad y mansedumbre, a los caminos, arriesgados pero fecundos, de la búsqueda de la paz» (Fratelli Tutti, 254).

El profeta Isaías ya se alegraba: ¡Qué hermosos son sobre los montes los pies del que trae buenas nuevas, del que anuncia la paz, del que trae las buenas nuevas de gozo, del que anuncia la salvación y dice a Sión: «Tu Dios reina»! (Is 52, 7-8). Que el Señor acompañe a nuestro Papa, mensajero de paz, de bien y de salvación durante su visita. Que este testimonio de comunión eclesial les aporte esperanza y alegría duraderas. Que el Señor los bendiga abundantemente con toda su misericordia y sabiduría, acompañando al pueblo de Irak en el camino de la Justicia y la Paz.

Fraternalmente y en comunión con ustedes, especialmente en estos días.

Fr. Gerard Francisco Timoner III
Maestro de la Orden de Predicadores

Fr. Alain Arnould OP
Socio del Maestro de la Orden

En copia, fray Nicolas Tixier, Provincial de la Provincia de Francia