En el distrito de Molo, en la ciudad de Iloilo en las Filipinas, vivía una pareja muy devota, rica y generosa: Don Ignacio Arroyo y Doña María Pidal Arroyo. En repetidas ocasiones expresaron su deseo al Reverendo James P. McCloskey, Obispo de Jaro, de contribuir al establecimiento de una congregación religiosa en la diócesis. No sólo se comprometieron a aportar parte de su patrimonio a la fundación, sino que ofrecieron de todo corazón a su única hija, María Beatriz del Rosario Arroyo, que ya era profesa perpetua en la Congregación de las Hermanas Dominicas de Santa Catalina de Siena en Intramuros, Manila.

Venerable Rosario of the Visitation - Foundress Dominican sisters of the Most Holy Rosart of the Philippines
Venerable Rosario of the Visitation – Foundress dominican sisters of the Most Holy Rosary of the Philippines

El 24 de julio de 1925, la Sagrada Congregación de Religiosos otorgó al Obispo McCloskey el permiso formal para la fundación de la Congregación, que se conocía con el nombre de Beaterio del Santísimo Rosario. El obispo de Jaro quería que la Congregación educara a la juventud de la diócesis, cuidara a los huérfanos y a los enfermos, y enseñara la doctrina cristiana al pueblo.

La casa de la familia Arroyo en Molo, se convirtió en la cuna de la nueva fundación religiosa y hasta la fecha es la Casa Madre de la Congregación. El 18 de febrero de 1927, cuatro Hermanas Dominicas de las Hermanas Dominicas de Siena llegaron a Molo, Ciudad de Iloilo, para constituir el núcleo de la Congregación. Estaban bajo la dirección espiritual del Padre Provincial de los Padres Dominicos del Santísimo Rosario de Filipinas; la Congregación se afilió oficialmente a la Orden de Predicadores el 16 de enero de 1959. Los Padres de Mill Hill, los Padres Agustinianos y el Clero Diocesano también colaboraron en los asuntos espirituales y temporales.

En 1947, cuando el entonces arzobispo de Jaro, Mons. José Ma. Cuenco animó a las hermanas a dedicarse al apostolado de la educación en las zonas rurales, se enviaron hermanas a la escuela y se empezaron a establecer escuelas congregacionales en las archidiócesis de Jaro y Capiz. Pronto también se inauguraron escuelas en las diócesis de San José de Antique y Bacolod. En 1964, la diócesis de Honolulu (Hawái) solicitó algunas Hermanas docentes para administrar las escuelas de la diócesis. A principios de los años 70, la diócesis de Tagum, Davao del Norte, pidió lo mismo. En 1982, se fundó una misión en Kenia para atender a niños discapacitados.

El 7 de octubre de 1985, la Congregación recibió el estatus de derecho pontificio.

Después de 96 años, las Hermanas tienen 42 casas entre Filipinas, Estados Unidos, Kenia e Italia con 238 miembros profesos y dos Casas Regionales (Región de Hawái y Región de Mindanao) predicando y colaborando en las áreas de educación, instrucción catequética, ministerios de retiros y servicios de salud en la Iglesia.

Tras los muchos testimonios de la santidad de la Fundadora, cincuenta años después de su muerte se presentó una petición formal para la apertura de la causa de su beatificación. El 7 de octubre de 2009 se inició una Investigación Diocesana para las Causas de Beatificación y Canonización y el 12 de junio de 2019, la Iglesia promulgó un decreto sobre las virtudes heroicas de la Venerable Madre Rosario de la Visitación.

Hna. Ma. Arlene Nacionales, OP
Solemnidad de la Anunciación
25 de marzo de 2021