Día 1

Oh Santa Margarita, tú que has vivido las pruebas de la vida con paciencia y confianza y has transformado las heridas de tus discapacidades en una oportunidad para la salvación de tu alma y de los demás, intercede por mí para que se me conceda la gracia de reconocer la voluntad de Dios en cada circunstancia de mi vida y la fuerza para aceptarla. Confío a tu intercesión y oración la gracia que te pido.

Oh Dios, que has iluminado con tu luz el corazón de la Santa Margarita y la has acogido en tu abrazo paterno, te rogamos que seas nuestra luz para que no nos perdamos en las tinieblas del mundo y lleguemos a Ti, donde la luz brilla eternamente: con Cristo Jesús, nuestro Señor. Amén.

Te rogamos, Señor, que glorifiques a la humilde Santa Margarita y nos concedas lo que te pedimos para tu honor y gloria y la salvación de nuestras almas.

Pater, Ave y Gloria.

¡ Santa Margarita, ruega por nosotros!


Día 2

Santa Margarita, meditando la Pasión de Nuestro Señor Crucificado, encontraste el valor y la fuerza para soportar grandes aflicciones. Ayúdame a soportar los dolores del cuerpo a imitación de Jesús sufriente. Confío a tu intercesión y oración la gracia que te pido.

Oh Dios, que has iluminado con tu luz …etc. (como el 1er día)


Día 3

Santa Margarita, tú que amaste intensa y profundamente a Jesús en el Santísimo Sacramento, tú que sacaste la fuerza, la fe y la caridad de la intimidad con la Presencia Divina, ayúdame a que de esa misma fuente inagotable me llegue la gracia de la fuerza y la comprensión y la bondad hacia los demás. Confío a tu intercesión y oración la gracia que te pido.

Oh Dios, que has iluminado con tu luz …etc. (como el 1er día)


Día 4

Santa Margarita, que de la oración diaria sacabas la fuerza para afrontar las pruebas de la vida, ayúdame para que también yo obtenga la gracia de perseverar en la oración, confiando en la ayuda de Dios en los momentos oscuros de mi vida. Confío a tu intercesión y oración la gracia que te pido.

Oh Dios, que has iluminado con tu luz …etc. (como el 1er día)


Día 5

Santa Margarita, tú que alimentaste una ternura y un amor sin límites hacia el Niño Jesús a quien imitaste en la práctica de la obediencia a la voluntad del Padre, ayúdame a adherirme de todo corazón y sinceramente a la voluntad divina, para mi salvación y felicidad. Confío a tu intercesión y oración la gracia que te pido.

Oh Dios, que has iluminado con tu luz …etc. (como el 1er día)


Día 6

Santa Margarita, fue tu sufrimiento el que te hizo descubrir el significado redentor de la fragilidad de la naturaleza humana. Haz que obtenga la gracia de reconocer mi debilidad y de comprender cuán grande es mi necesidad de Dios, y que me abandone completamente a su amorosa Providencia. Confío a tu intercesión y oración la gracia que te pido.

Oh Dios, que has iluminado con tu luz …etc. (como el 1er día)


Día 7

Santa Margarita, tú que no cediste al desaliento y a la amargura, sino que volviste tu mirada a la pasión de Cristo, intercede para que la Gracia descienda sobre mí y me enseñe a abrazar con paciencia amorosa mis sufrimientos. Confío a tu intercesión y oración la gracia que te pido.

Oh Dios, que has iluminado con tu luz …etc. (como el 1er día)


Día 8

Santa Margarita, ¡Qué grande debió ser tu dolor cuando fuiste abandonada por tus padres! Y, sin embargo, de esa aflicción surgió un consciente amor y afecto hacia quienes, habiéndote engendrado y rechazado, nunca dejaste de amar.

Dame el don de poder amar a los que me han hecho daño y perdonarlos como Jesús nos enseñó a hacer. Confío a tu intercesión y oración la gracia que te pido.

Oh Dios, que has iluminado con tu luz …etc. (como el 1er día)


Día 9

Santa Margarita, fueron tu sufrimiento y tu dolor los que avivaron tu sensibilidad amorosa hacia los que sufren. A ti, dulce amiga de los enfermos, los hambrientos, los moribundos y los presos, asciende mi oración. Intercede para que yo también sea capaz de reconocer a Jesús en aquellos a quienes Él ama: los pobres, los desheredados y los descartados por el mundo. Confío a tu intercesión y oración la gracia que te pido.

Oh Dios, que has iluminado con tu luz …etc. (como el 1er día)


Día 10

La novena termina con la participación en la Santa Misa y la recepción de la Sagrada Eucaristía en unión con con la Santa Margarita, muy devota del Santísimo Sacramento. A continuación se reza de nuevo la oración a la Santa, implorando su protección y su intercesión ante el Señor.


Oración

Santa Margarita, que en las tinieblas de tu ceguera encontraste la verdadera luz; en la deformidad física mostraste la belleza del amor y la alegría; y de ser una rechazada te convertiste en apoyo de los marginados sin ceder al resentimiento: alcánzanos la libertad de todo apego e indiferencia mundana, para que seamos enriquecidos en la fe y el amor. Te pedimos por todos los que soportan en su cuerpo el sufrimiento de la discapacidad, para que, con tu ejemplo, tu ayuda y también nuestro apoyo, descubran las muchas capacidades que brotan de su caridad. Tú, que acogiste a la Sagrada Familia en tu corazón, haz que nuestras familias acojan la vida y estén atentas a los que están solos. Santa Margarita, enséñanos a amar. Ruega por nosotros. Amén

Pater, Ave y Gloria.

Santa Margarita, ruega por nosotros.