Brother Modestus Ngwu, OP, Prior Provincial of the Province of St. Joseph the Worker, Nigeria and Ghana held at the Priory of St. Thomas Aquinas in Ibadan, Nigeria.
Fray Modestus Ngwu, OP

Fray Modestus Ngwu, OP, fue elegido Prior Provincial durante el capítulo de la provincia de San José Obrero de Nigeria y Ghana, celebrado en el convento de Santo Tomás de Aquino en Ibadan, Nigeria. Tras la confirmación por parte del Maestro de la Orden de Predicadores, fray Gerard Timoner III, OP, el 27 de julio de 2021, fray Modestus aceptó la elección e hizo la profesión de fe.

Nacido el 18 de julio de 1970, hijo de Callistus Ngwu y de Roseline Ngwu, fray Modestus ingresó en la Orden en 1994 e hizo su primera profesión religiosa en 1995. Completó sus estudios institucionales en el Instituto Dominicano de Filosofía y Teología de Ibadan y fue ordenado sacerdote el 11 de septiembre de 2004.

Ocupó los siguientes cargos en la Provincia y en la Iglesia: párroco asociado de la parroquia de San Pablo en Oyigbo, Nigeria, de 2004 a 2009; vicario parroquial de la parroquia de San Agustín en Humboldt, Canadá, de 2009 a 2010; administrador parroquial de la parroquia del Sagrado Corazón en Watson, Canadá, de 2010 a 2013; párroco de la parroquia de St. Mary Parish en Fox Valley, de 2013 a 2016; capellán  de la escuela secundaria Bishop Murray, Saskatoon, de 2013 a 2015; capellán de la escuela secundaria Holy Cross, Saskatoon, de 2013 a 2015; capellán de la escuela secundaria Bethlehem, Saskatoon, de 2015 a 2016; capellán del centro psiquiátrico regional, Saskatoon, de 2014 a 2016; capellán de residencia de educación pastoral clínica, Centro Médico Hershey, PA, USA, de 2017 a 2018; capellán católico del Centro Médico Hershey, Hershey, de 2016 a 2021.

Fr. Modesto ha predicado sobre la belleza de Dios en la naturaleza, que manifiesta un misterio que va más allá de ella misma: su obra, “The Splendor of the Prairies and Grace in Horror”, recibió elogios en Saskatoon, Canadá. Fray Modestus se caracterizará seguramente como Provincial por su hermandad, amabilidad, sencillez y espontaneidad en el servicio, su dedicación al deber, que le hizo ganarse el cariño de los feligreses y del personal del hospital. Confiando en la misericordia y la fuerza de Dios, encomendamos a sus oraciones el servicio de nuestro hermano Modestus a la Orden y a la Iglesia.