El 17 de enero, una solemne celebración eucarística abrió el año jubilar de santo Domingo en la parroquia dominicana de “San Jorge Mártir” en Lagjja Mirdita, Durrës, en Albania, presidida por Su Excelencia Mons. George Frendo, O.P., Arzobispo Metropolitano de Tirana-Durres. Concelebró el párroco, fray Geoffrey Bugeja, O.P.

P. Bernard con Dimiter Qosja, un sacerdote ortodoxo

La celebración comenzó con el rito del Lucernario, con lecturas y oraciones y una bendición de cirios fuera del recinto de la iglesia. A continuación, los fieles entraron en la iglesia en procesión cantando las letanías de los santos de la Orden. La idea subyacente es que frecuentemente nos referimos a Santo Domingo como “Lumen Ecclesiae“, luz de la Iglesia. En su homilía el Arzobispo presentó sus reflexiones sobre el Evangelio del día y se refirió a nuestro padre santo Domingo y a la presencia de los dominicos en este país desde los inicios de la Orden. De hecho, pocos años después de la muerte de santo Domingo, en 1221, los dominicos estaban presentes en Albania. Llegaron en 1240 y trabajaron aquí hasta finales del siglo XV, cuando fueron expulsados por los turcos. Luego regresaron en 1996 a la ciudad de Durrës, y desde allí sirvieron a varios pueblos donde había una fuerte presencia católica. Además de nuestros frailes dominicos otras religiosas participaron en la celebración junto al pueblo de Dios que pide la intercesión de Domingo. El canto de la antífona “O Lumen” y el encendido del cirio jubilar marcaron el final de la celebración.

El domingo 7 de febrero, la parroquia de Santo Domingo de Durrës celebró a su santo patrón con motivo del inicio del año jubilar del octavo centenario del dies natalis de nuestro fundador. La celebración fue organizada por el párroco, fray Bernard Caruana, O.P. y su equipo. La celebración comenzó con la bendición de un nuevo icono de Santo Domingo pintado por un iconógrafo ortodoxo guiado por fray Bernard.

El obispo auxiliar de nuestra diócesis, Mons. Arjan Dodaj FDC, presidió la celebración, concelebrada por fray Constantine Mamo, O.P. El coro “Vox Iuvenum” de Tirana acompañó la celebración. Tres personas leyeron una breve presentación del santo, seguida de los cantos del coro. Se leyeron unos parágrafos del “Libellus” sobre el comienzo de la Orden de Predicadores de fray Jordán de Sajonia, primer sucesor de santo Domingo como Maestro de la Orden. Los fieles recitaron una traducción albanesa del responsorio “O Spem Miram“, seguida de otras oraciones. El obispo bendijo el icono y encendió el cirio jubilar preparado para la ocasión y el coro cantó la versión latina del “O Spem Miram” con la melodía de Charles Gounod. Luego se celebró la misa del quinto domingo del tiempo ordinario. Durante la homilía, Mons. Arjan habló de nuestro padre Domingo presentándolo como un verdadero predicador de la verdad que brillaba en la Iglesia, y que sólo hablaba con Dios en la oración y sobre Dios en su predicación. Destacó el hecho de que, según sus primeros biógrafos, Domingo siempre transmitía la alegría de ser fiel al Señor. Señaló a los muchos hijos e hijas santos de Domingo, sus verdaderos discípulos. Recordó a los presentes que los frailes dominicos llegaron a Albania en los primeros años de la aventura de la Orden de Predicadores. Después de un período de ausencia del país, regresaron a Albania y están presentes en la Diócesis en la persona de nuestro Arzobispo Mons. George Frendo y de los hermanos responsables de regentar dos parroquias en la ciudad de Durrës. Después de la bendición solemne al final de la misa, dos laicos portaron en procesión el icono de santo Domingo a una capilla lateral donde permanece para la veneración de los fieles. 

Están en preparación otras actividades en honor de nuestro padre Domingo a lo largo de este Año Jubilar.

Datos de Contacto

 Piazza Pietro d'Illiria, 1 | 00153 Roma | Italy

 info@curia.op.org

 +39.06.579401

Red social