“Como una nueva llama”

Bajo el título “Como una nueva llama” y, con ocasión del Jubileo por el Octavo Centenario del Dies Natalis de santo Domingo de Caleruega (1221-2021), los jóvenes que integran el Movimiento Juvenil Dominicano en América Latina y el Caribe han organizado una serie de encuentros conmemorativos, como forma particular de celebrar este acontecimiento.

El MJD en América Latina y el Caribe está conformado por 71 grupos y 1170 jóvenes que provienen de once países, quienes con su entusiasmo, compromiso y dedicación, aportan a la misión de predicar la Buena Nueva desde la espiritualidad de la Orden de Predicadores en un clima de comunión y fraternidad.

Desde agosto de 2021, se reúnen mensualmente en torno A la mesa con santo Domingo. Han realizado tres encuentros virtuales dedicados a reflexionar sobre la presencia de la Orden en el continente, la realidad social y la ecología, a la luz de la encíclica Laudato si’. Además de estos temas abordados por hermanos y hermanas, han participado miembros de la Familia Dominicana de diferentes países, que colaboran en el día a día con la juventud, entre ellos fr. Ricardo Cuadrado (Prior Provincial de la Provincia de Centro América), fr. Franklin Buitrago (Maestro de Estudiantes de la Provincia de Colombia), Susana Brittos (Coordinadora de las Fraternidades Laicales de América Latina y el Caribe COFALC), Sor Andrea Recalde (Asesora Nacional del MJD Colombia) y Mónica Villanueva (Directora Cultural del Centro Pío Aza). De igual manera, han participado de este camino de encuentros, los miembros de la Comisión Internacional del IDYM y el Promotor General para el Laicado de la Orden.

Con la participación de los promotores provinciales, se realizará el próximo encuentro durante los días 26, 27 y 28 de noviembre en torno al tema de la sinodalidad, vista desde la perspectiva de la comunidad en el carisma de la Orden de Predicadores.

Estos encuentros cuentan con una relatoría elaborada de manera rotativa por los coordinadores de cada país, de tal manera que enriquezcan la diversidad cultural, los contextos, desafíos, sueños y perspectivas del MJD en la región. Finalmente, el objetivo de este camino en proceso no es solo celebrar de forma común el Jubileo de santo Domingo, sino también ofrecer espacios de encuentro, diálogo y formación entre miembros de diversos países y preparar la Asamblea Plenaria de los Coordinadores de América Latina y el Caribe a realizarse en enero de 2022, cuando finalizarán los encuentros.