Fr. Tom Condon, John Rooney, Rodel Faller, fr. David Keong Seid.
Fray Tom Condon, John Rooney, Rodel Faller, fr. David Keong Seid.

En un proceso que llevó cuatro años de preparación, el establecimiento de una fraternidad dominicana para sacerdotes diocesanos comenzó oficialmente en la Provincia de San Martín de Porres, en los Estados Unidos, con la admisión de sus primeros miembros en dos ocasiones distintas.

El 31 de mayo de 2021, fiesta de la Visitación de la Santísima Virgen María, en la iglesia de Santo Domingo de Nueva Orleans, cuatro sacerdotes fueron recibidos en la fraternidad: John James Marse de la Archidiócesis de Nueva Orleans, Joseph “John Dominic” Matlak de la Diócesis de Charlotte, Robert Rogers, de la Diócesis de Houma-Thibodaux y John Francis “Vincent Ferrer” Sofie de la Archidiócesis de Mobile. Durante el solemne rito de admisión, los sacerdotes fueron revestidos con el escapulario dominicano por el Socio y Vicario Provincial, fr Victor Laroche, OP, con la asistencia de fr. David Keong Seid, OP, quien fue nombrado primer Promotor Provincial de las Fraternidades Sacerdotales en junio de 2018.

El 6 de agosto de 2021, durante las Vísperas de la Solemnidad de la Transfiguración en la Capilla del convento del Santo Rosario en Houston, Texas, se recibieron a dos sacerdotes más: John Rooney, de la archidiócesis de Galveston-Houston, y Rodel Faller de la Diócesis de Beaumont. Los sacerdotes fueron revestidos con el escapulario dominicano por el Prior Provincial, Fr. Thomas Condon, OP, en presencia de otros miembros de la familia dominicana.

John James es párroco de la Iglesia de San Pedro en Reserve, Luisiana. Joseph es el capellán de la escuela Holy Trinity de Charlotte, Carolina del Norte. Robert es párroco de la parroquia de San Luis Rey de Francia en Houma, Luisiana. John Francis es un párroco jubilado que vive en la Residencia del Sagrado Corazón en Mobile, Alabama. John es párroco de la Iglesia Santa María de la Expectación en League City, Texas. Rodel es director de vocaciones y capellán de la Universidad de Lamar en la Diócesis de Beaumont, Texas.

Esto marca el comienzo de la formación de los sacerdotes en el noviciado, donde serán guiados por los frailes a lo largo del camino de Santo Domingo, según su condición de sacerdotes diocesanos y según la regla observada por todos los miembros de las fraternidades sacerdotales de la Orden. Uno de los miembros pioneros, John Rooney, ve su pertenencia a la familia de Santo Domingo como un reflejo del valor que le da al aprendizaje de la verdad. Dice que la llamada “a hablar con Dios o de Dios” es el fundamento del anuncio del Evangelio. Ahora inicia su camino en la Orden con la ilusión de experimentar cómo la tradición dominicana enriquece su sacerdocio y le lleva, inspirado en las enseñanzas del Maestro Eckhart, a descubrir a Dios en sí mismo y en el pueblo de Dios al que sirve.

Mientras la provincia se une a la Orden en la celebración del 800 aniversario del dies natalis de santo Domingo, el lanzamiento oficial de una fraternidad para sacerdotes seculares es también un paso importante en el reconocimiento de la riqueza espiritual dominicana compartida por los miembros con diferentes vocaciones en la Iglesia.