Basilica de Santa Sabina all'Aventino - Entrata

La Basílica Santa Sabina permanecerá cerrada por prevención sanitaria ante COVID19 hasta el 3 de abril de 2020

Los frailes dominicos agradecemos su comprensión de las personas que llenas de fe vienen a orar en la Basílica Santa Sabina y también a quienes la visitan por su gran valor histórico.

En el plano sanitario estamos viviendo un momento de corresponsabilidad y por ello no queremos exponer a las personas a un virus cuya naturaleza y propagación aún desconocemos.

De acuerdo al Decreto del Cardenal Vicario Angelo De Donatis del 12 de marzo de 2020 se ha dispuesto:

S.Sabina all'Aventino - Vista dal Giardino degli aranci
  1. “Hasta el viernes 3 de abril de 2020 está prohibido a todos los fieles el acceso a las iglesias parroquiales y no parroquiales de la diócesis de Roma, abiertas al público (cf. cc. 1214 ss. C.I.C.), y más en general a los edificios de culto de cualquier tipo abiertos al público. Sólo los oratorios de las comunidades constituidas permanentemente (religiosas, monásticas, etc.: cf. c. 1223 y ss. C.I.C.) siguen siendo accesibles, limitados a las mismas comunidades que los utilizan habitualmente porque residen y cohabitan en ellos, con prohibición de acceso a los fieles que no son miembros permanentes de estas comunidades.”

“Por consiguiente, los fieles están exentos de la obligación de cumplir el precepto de las fiestas (cf. cc. 1246-1248 C.I.C.).”

“Corresponderá a los sacerdotes encargados del ejercicio del culto en los distintos lugares (párrocos, rectores, capellanes, etc.) tomar medidas para dar seguimiento a esta disposición, en primer lugar cerrando las salas de culto y mediante cualquier otra iniciativa adecuada al efecto.”

“Recuerde que esta disposición es para el bien común. Acogemos las palabras de Jesús que nos dice “donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mt. 18.20). En este tiempo, aún más, nuestras casas son Iglesias domésticas.”

“Os bendigo, confiando una vez más a la maternal intercesión de Nuestra Señora del Divino Amor.” (Cardenal Vicario Angelo De Donatis)