Fray Martín de Porres, Hermano Cooperador
Fray Martin de Porres

En su carta al Maestro de la Orden, “Praedicator Gratiae”, el Papa Francisco escribe: ” En nuestro tiempo, caracterizado por cambios epocales y nuevos desafíos a la misión evangelizadora de la Iglesia, Domingo puede servir como inspiración a todos los bautizados, que están llamados, como discípulos misioneros, a llegar a todas las “periferias” de nuestro mundo con la luz del Evangelio y el amor misericordioso de Cristo. (…), a cooperar en todos los esfuerzos para “parir un mundo nuevo, donde todos seamos hermanos, donde haya lugar para cada descartado de nuestras sociedades, donde resplandezcan la justicia y la paz».   Francisco llamó a todos los dominicos a estar en la vanguardia de un nuevo anuncio del Evangelio, que pueda hablar al corazón de los hombres y mujeres de nuestro tiempo y despertar en ellos la sed de la venida del Reino de Cristo de santidad y paz. 

Fr. Gerard Francisco Timoner III, OP, Maestro de nuestra Orden, al comentar el llamado del Papa Francisco a nuestra Orden dice: ” “Hablando con Dios o de Dios”, santo Domingo encarnó una sinergia de contemplación y acción y ejemplificó un discípulo-misionero, llamado a seguir y enviado a predicar el camino del Evangelio. Vale la pena reflexionar sobre el hecho de que el Santo Padre utilice el término discípulo-misionero. Tal vez, el Papa Francisco nos está invitando a darnos cuenta de que el Dios que nos envía en misión es el mismo Dios que está presente en todas partes y nos invita constantemente a seguirle como discípulos.” 

La llamada del Papa Francisco y del Maestro de nuestra Orden a todos los dominicos a servir como discípulos misioneros es tanto más profética cuanto que la Comisión permanente para la vocación de los hermanos cooperadores continúa el trabajo que le fue confiado por el Capítulo General de 2019 en Bien Hoa (cf. nn. 189-198).  Este acto del Capítulo General de 2019 fue un acontecimiento histórico; más importante aún, fue un momento clave para reafirmar la presencia esencial para nuestro mundo contemporáneo de la vocación y el ministerio de los hermanos cooperadores en la realización de la misión y el carisma de nuestra Orden 

El ministerio del hermano cooperador ha existido en la vida de nuestra Orden desde su fundación. Hay muchos ejemplos a lo largo de nuestros ochocientos años de historia que atestiguan la riqueza, la diversidad y los desafíos de este ministerio para responder a las necesidades de la Iglesia, especialmente entre los mártires de la fe. Inspirados por la llamada del Papa Francisco y del Maestro de la Orden a renovar nuestra misión y carisma como misioneros y discípulos-precursores de la gracia, se nos ha pedido que presentemos una visión radicalmente nueva del ministerio de evangelización y discipulado. También hemos sido llamados a definir nuevas iniciativas para la formación y el ministerio de los hermanos cooperadores que respondan a las necesidades urgentes de nuestro mundo de hoy y de mañana y que entusiasmen a los jóvenes que se incorporan a nuestra Orden como hermanos cooperadores, discípulos misioneros y predicadores de la gracia.

            En colaboración con los trabajos de la Comisión permanente, se ha constituido una Comisión teológica (cf. ACG Bien Hoa 2019, n. 199) cuya tarea es realizar “investigaciones teológicas sobre la vocación del hermano cooperador”. La futura publicación de este trabajo ayudará a profundizar en la especificidad de la vocación del hermano cooperador en la Orden y en la Iglesia. 

La Comisión permanente se ha reunido en varias ocasiones para cumplir su misión. Se ha buscado de identificar varios proyectos e iniciativas que movilicen a todos los hermanos cooperadores de nuestra Orden, así como a todos los miembros de la Familia Dominicana, para participar en la creación e implementación de un nuevo enfoque que responda a las necesidades de la Iglesia y de un mundo necesitado de sanación, esperanza y paz duradera. La Comisión está preparando un plan a largo plazo. Invitamos a todos los miembros de la Familia Dominicana a contribuir a la formulación de este plan poniéndose en contacto con uno de los miembros de la Comisión permanente que figuran a continuación.

En palabras del Papa Francisco, “¡Que la Orden de Predicadores, ahora como entonces, esté en la vanguardia de un anuncio renovado del Evangelio, que pueda hablar al corazón de los hombres y mujeres de nuestro tiempo y despertar en ellos la sed de la venida del reino de santidad, justicia y paz de Cristo!” [i]

            Mientras avanzamos en la creación de una imagen y un ministerio renovados para los hermanos cooperadores dominicos en nuestro mundo, recordamos la invitación de “pasar al otro lado” (Mc 4,35): sigamos a Jesús y a sus discípulos en su viaje al corazón de las tierras paganas para proclamar el mensaje del Reino. No tengamos miedo de atravesar las fronteras, incluso hasta los confines de la tierra, y acojamos en nuestra casa común a los perdidos, a los últimos, a los pequeños, a los no amados, a los no deseados, a las víctimas de la esclavitud y del tráfico de seres humanos, y a los que se ven obligados a vivir en la periferia de la sociedad humana en un anonimato ensordecedor. Amén[ii]

Miembros de la Comisión permanente:

24.06.2021, Fiesta de la Natividad de San Juan Bautista


[i] Ibid, p. 2.

[ii] Cf. Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, Identidad y misión del religioso hermano en la Iglesia, Ciudad del Vaticano, Roma 2015.